Reuters.- La economía peruana crecería un 4% en el 2014, menos de lo que originalmente se esperaba, pero una moderación de la inflación brinda espacio para relajar la política monetaria, dijo el jueves el presidente del del Perú en una entrevista con Reuters.

En un alto en una conferencia sobre inversiones en Londres, dijo que "lo que estamos viendo nos da más espacio para políticas monetarias expansivas (…) si la inflación es negativa nos dará más espacio".

Velarde se refirió a cifras recientes que mostraron una inesperada baja de los precios de un 0,09% en agosto, lo que llevó la tasa interanual al rango proyectado por el banco central peruano de entre 1% y 3%.

El funcionario pronosticó que la inflación llegará a 2,8% este año y se desaceleraría aún más en 2015.

"Tenemos un poco de espacio, porque nuestras proyecciones para la inflación es que seguirá siendo inferior mes tras mes. Esperamos que termine (en) 2% el próximo año", agregó.

En agosto, el Banco Central peruano sorprendió a los mercados al mantener la tasa de interés en 3,75% en vez de bajarla.

El crecimiento económico de se ha reducido a mínimos de cinco años, golpeado por una caída de los precios de los minerales a partir de una menor demanda de China.

La economía local creció un 3,3% en el primer semestre de 2014 en comparación con el mismo periodo del año anterior, y en junio la expansión del PIB fue de un 0,3%.

Velarde afirmó que observó el dato de junio como el punto bajo, pero pronosticó para todo el año un crecimiento de un 4%, inferior a la previsión oficial del Banco Central reportada en julio del 4,4%. El funcionario mantuvo su predicción de un 6% para el próximo año.

"Estamos hablando de un 4%. En el tercer trimestre esperamos un 3,7% (de crecimiento) y un 5,2% para el cuarto trimestre ¿Y por qué hay gran aumento en el cuarto trimestre? Es debido a una recuperación de la inversión que se había disminuido .. Muchos nuevos proyectos (mineros) surgieron durante la época de precios altos y esos ahora están saliendo adelante", dijo.

La desaceleración ha hecho mella en el sol, la moneda local, que recientemente ha caído a mínimos de cuatro años frente al dólar. La moneda peruana, como la mayoría de las divisas emergentes, también se ha visto afectado por la fortaleza del dólar, provocada por movimientos de la Reserva Federal para poner fin a su programa de compra de bonos.