La República de ColombiaRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

El crecimiento regional llegaría a 3% en el 2014, 0.4 puntos porcentuales arriba del 2013, año en el que se ubicó en 2.6%, según el informe Perspectivas Económicas de América Latina y el Caribe, presentando por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El crecimiento latinoamericano sería relativamente lento este año, pero estaría impulsado por el aumento en el consumo mundial producto de la demanda externa de países desarrollados, una vez logren su completa recuperación económica.

Sin embargo, pese al leve repunte el organismo espera que haya más turbulencias en el desempeño económico.

"El aumento de la demanda mundial es importante e impulsará el crecimiento, pero también hay que considerar otros factores que podrían incidir en las proyecciones", explicó el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner.

También agregó que la volatilidad probablemente será un factor relevante para el panorama en los próximos meses.

El estaría encabezado por Perú (5.7%), seguido de Bolivia (5%), Paraguay (4.6%), Chile (4.5%), Colombia (4.2%), Ecuador (4%), Uruguay (3.3%) y México (3%); los de menor crecimiento serían Argentina (2.8%), Brasil (2.5%) y Venezuela con (1.7%).

Para el exministro de Hacienda de Colombia, Rudolf Hommes, las proyecciones del FMI son positivas. "Si esperan que el consumo mundial aumente, Colombia se beneficiaría porque vamos a colocar más manufacturas en el mercado gracias a la demanda", agregó.

El informe también mostró proyecciones para los mercados emergentes y países en desarrollo en su conjunto será ligeramente más sólido, y el crecimiento promedio para este grupo de países rondará el 5% este año.

Para Werner entre los riesgos que pueden afectar el aumento en el Producto Bruto Interno (PBI), están el rebalanceo de las fuentes de crecimiento en China, así como el repliegue en Estados Unidos de las medidas de estímulo por parte de la Reserva Federal (Fed).

Otro problema que prevé la entidad es el nivel bajo de inflación en las economías avanzadas, lo cual podría causar una disminución en las expectativas de inflación, generando aumentos de las tasas de interés reales con tasas a corto plazo cercanas a cero o deflación en estas economías.

Finalmente, señaló que en la región habrá que tener especial cuidado con lo que ocurra con las economías de Argentina y Venezuela ya que podría afectar a otras naciones.

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en su reporte "Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe", se mostró optimista con el crecimiento de la región al proyectar 3.2% en el 2014, lo que representa un aumento pues en el 2013 era de 2.6%.

Según el informe, el crecimiento estaría encabezado por Perú (5.5%), seguido de Colombia y Paraguay (4.5%), Chile (4%), México y Uruguay (3.5%). Los de menor crecimiento serían Argentina y Brasil (2.6%) y Venezuela (1%).