Módulos Temas Día

Augusto Baertl: “En la compañía hemos aprendido la lección, el golpe fue muy fuerte”

La constructora lanzó sus nuevos principios. A partir de allí, su nuevo presidente señala que su dedicación está en el futuro. Toma distancia de la administración anterior, anuncia resultados de su auditoría interna, la continuidad de la venta de activos y muestra interés en participar en el proceso de reconstrucción.

notitle

Raúl Castro Pereyrarcastrop@diariogestion.com.peKaren Guardiakaren.guardia@diariogestion.com.pe

Augusto Baertl asumió hace algunas semanas la presidencia del directorio de Graña y Montero. El miércoles firmó y publicó un manifiesto que fija seis compromisos de futuro para la compañía que revelan sus nuevos pilares corporativos.

¿Qué pretende Graña y Montero con su nuevo modelo corporativo?Los accionistas de Graña y Montero han elegido un nuevo directorio, con lo cual esta empresa ha entrado a una nueva etapa que obliga a este directorio a transmitir al país, luego de las difíciles circunstancias que atravesara los primeros meses del año, que se ha propuesto un conjunto de nuevas iniciativas en favor de recuperar la confianza y recobrar el prestigio de la empresa.

Es decir, ¿piden una segunda oportunidad?Por supuesto. Hicimos un manifiesto y sin decir que estoy pidiendo una segunda oportunidad, estoy pidiendo un voto de confianza.

¿Cómo lograr recuperar esa confianza? Con este programa que está basado fundamentalmente en un compromiso con el futuro, con la transparencia de la gestión y compromiso de búsqueda de la verdad. Esa es la sustancia de esta nueva etapa que Graña y Montero ha iniciado.

Emitió a nombre de la compañía un manifiesto anunciando seis acciones o compromisos, ¿pero qué vamos a ver en Graña en el futuro que ahora no vemos?Ninguno de los puntos que contempla este manifiesto va por el lado de que vamos a tener una pared más sólida o una mejor construcción.

¿Qué contempla entonces?Ese lado de Graña seguirá siendo el de una empresa eficiente y eficaz, pero empresarialmente hay un compromiso con una política de Buen Gobierno Corporativo. Lo primero es la búsqueda de la verdad y transparencia.

¿Cómo lograrlo? Hay un proceso de investigación, una auditoría forense que se está haciendo en la empresa desde el mes de enero. Hay un mandato a todas las personas que conforman esta empresa de que se diga toda la verdad. Me han hablado de confianza y tenemos que hablar de eso.

¿Los resultados de esta auditoría serán públicos?Serán públicos cuando se termine. Antes del primer semestre no estoy seguro, pero sí este año.

¿Cómo va la investigación?La investigación está caminando, no hay resultados definitivos. Hasta ahora no hay ninguna muestra que pueda generar preocupación, pero falta mucho, por lo que no podemos adelantar resultados.

En sus compromisos, ¿se puede entender de que se hará una revisión de socios que ahora tiene la compañía? La auditoría contempla todo. Se busca recuperar la confianza de la población y la reputación de la empresa. Por último, aceptar que hemos aprendido la lección, el golpe ha sido fuerte. Hoy, la empresa, patrimonialmente, hay que ser conscientes de quién es, y es mayoritariamente de todos los peruanos. El principal accionista de Graña son las AFP y a ellas nos debemos.

¿Cómo corregir errores del pasado, cómo tener una relación transparente con el Estado?Este es el mandato número uno del Comité de Riesgos, Cumplimiento y Sostenibilidad (ver el dato), esa es justamente la gran tarea del nuevo gerente. Estamos contratando a una persona de renombre, de nivel internacional que se haga cargo de este puesto para que garantice esa transparencia y esa corrección. Esa división, es decir, este señor, va a reportar directamente al directorio, no a la administración.

Es decir, ¿este comité antes de suscribir un contrato con el Estado peruano o con una empresa, dará una suerte de alerta? Primero tiene que determinar cuáles son los posibles riesgos en los cuales puede incurrir o afectar a la compañía. Segundo, tiene que establecer, con mayor exigencia que las anteriores, cuáles son las prácticas de Buen Gobierno Corporativo a las que la empresa se tiene que comprometer; cuáles son los mecanismos para medir esa corrección, y por último tiene que vigilar ese cumplimiento cuando la empresa participe en un proceso con el Estado.

¿Quién se hará cargo de este comité?Estamos por contratarlo, tenemos una lista ya final de tres candidatos.

Va a ser Graña y Montero una empresa que sea capaz en el futuro de denunciar cualquier intento de soborno. Nos comprometemos .

¿Los contratos que suscriba con el Estado de aquí en adelante tendrán una cláusula anticorrupción?Por qué no, claro que sí.

¿Van a participar en las licitaciones que se convoquen para la reconstrucción? Nos sentimos en la responsabilidad –no es que queramos– de tener que participar para recuperar y reconstruir el país a la mayor brevedad y de la mejor manera.

Todavía permanece la intención de participar en el nuevo proceso de licitación del GSP.Pero por supuesto, Graña y Montero va a participar igual que siempre y con renovado brillo, con el socio adecuado.

¿Cómo debería ser ese socio adecuado? No creemos que Graña y Montero y no creemos que ninguna empresa constructora nacional sea capaz de acometer por sí sola una obra de ese tamaño (el GSP), por lo que debemos buscar un socio. Este tiene que ser de renombre internacional, de calificaciones excelentes de Buenas Prácticas Corporativas. Este deberá cumplir con Buenas Prácticas de Gobierno Corporativo. Hay un conjunto de normas exigentes que se deben cumplir.

¿Está de acuerdo en que esta licitación se lleve a cabo bajo el contrato inicial?Veremos cuáles son los términos de la convocatoria, no especulemos.

Si su auditoría encuentra responsabilidades de algunos exdirectores, ¿qué harán?No es que vamos a marcar distancia, los resultados de esa investigación se harán públicos y de encontrarse algún culpable se compartirá con la justicia para que se haga cargo de las sanciones correspondientes.

¿Es un riesgo para una empresa contratar con el Estado?Considero que Graña y Montero con las medidas que estamos tomando no asume ningún riesgo en trabajar con el Estado.

¿Y el Graña y Montero anterior?No sé, lo analizarán ustedes.

Con esa respuesta queda claro que usted no asume los pasivos del pasado…Los pasivos del pasado no los podemos asumir, ya que no los conocemos, para eso se está haciendo una auditoría.

¿Cómo marcha la venta de activos de la compañía?Por supuesto, nosotros venimos fortaleciendo financieramente a la compañía después de haber tenido que honrar la fianza por el GSP y todos los pasivos del GSP. Entonces, venimos vendiendo algunos activos no estratégicos.

¿Cuáles, por ejemplo?Hemos vendido nuestra participación en COGA, en el Cuartel San Martín, en una empresa de la cual éramos socios con Centenario en terrenos en Lurín…

¿Este proceso continúa?Sí. El acuerdo con los bancos establecía que durante el 2017 se logre llegar a una cifra de alrededor de US$ 170 millones o US$ 175 millones en ventas. Calculo que a mediados de este mes sobrepasaremos esta meta.

Firmas de abogados de Estados Unidos anunciaron que presentarían una demanda por la omisión de información que afectó los ADR de Graña y Montero. ¿Esta se concretó?Se han presentado dos demandas por dos accionistas individuales pequeños. El año entrante, en mayo o julio, el juez podrá determinar si hay lugar de apertura de una investigación. Si es así, viene un proceso muy largo, y en los casos que se han dado en la Bolsa de Nueva York han demorado de 5 a 10 años. Así que no es un tema que podamos comentar en este momento.

Cuando se presentaron los exdirectores y ejecutivos de Graña en el Congreso indicaron que no sabían nada de lo que hacía Odebrecht ¿Le pareció sólida esa explicación?Bueno, no es no sólido, ni sólido. Es el argumento que dieron, lo dejo a lo que sea resultado de las investigaciones. Yo soy respetuoso de la presunción de inocencia. Mi tarea y la del nuevo directorio es sacar adelante a la compañía, mi tarea no es mirar para atrás.

¿Por qué aceptó este cargo?Por lo mismo por lo que acepté Petroperú, porque quiero al Perú.

¿O a usted le gustan las tareas complicadas?De todas maneras. Eso lo sabemos.

Leer comentarios ( )

Ir a portada