ELÍAS GARCÍAegarcia@diariogestion.com.pe

El el último sábado en Kiteni, no solo ha suspendido el mantenimiento del gasoducto de Camisea, sino que ha eximido a TGP de la obligación de ampliar esa infraestructura para traer más gas a Lima, advirtió el ex ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera.

Ya en marzo TGP había advertido que el proyecto de ampliación estaba retrasado un año por falta de seguridad en la zona.

"El Ministerio de Energía y Minas le otorgó a TGP la condición de fuerza mayor, con lo cual legalmente, ya no le es exigible cumplir el compromiso de ampliar el ducto", observó Herrera.

La consecuencia de ello, añadió, es que que se terminen de construir las plantas de Fénix y Termochilca, que debían producir en conjunto 730 megavatios. Además, añadió, no tendrán más gas las ampliaciones con ciclo combinado de Kallpa, Edegel y Enersur.

Con todas las plantas antes mencionadas se esperaba que añadieran cerca de 1,000 megavatios (Mw) al sistema eléctrico, es decir, más que todo el Complejo Hidroeléctrico del Mantaro, que genera 858 Mw y abastece al 20% de la demanda de energía en el país.

Con esas plantas y producir más electricidad, va a ser inevitable que se produzcan racionamientos del servicio eléctrico, sentenció el ex ministro.

Además, Jorge Manco, investigador de la Universidad de San Marcos, señaló que si el ducto fallara por no tener mantenimiento más del 90% del suministro de GLP al país estaría en riesgo.

La empresa TGP ya había adelantado, en junio pasado en un evento, que la capacidad de transporte del ducto, que actualmente es de 530 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) de gas natural, llegaría a su tope (610 mmpcd) en el 2014, es decir, que en ese año ya no alcanzaría a cubrir toda la demanda.

La empresa recordó que anteriormente había acordado con el Gobierno ampliar la capacidad de su sistema de transporte a 850 mmpcd en una primera etapa, y a 920 mmpcd en los años siguientes.

Si bien hay razones políticas y sociales que llevaron a cancelar los proyectos de construir dos loops (ductos paralelos), otro proyecto alternativo, como era instalar una planta compresora (que aumenta la presión para traer más gas) ya estaba atrasado un año por condiciones de seguridad.

Ante este panorama, Herrera planteó que la única alternativa para evitar dejar sin suministro de gas para la generación, es del Lote 56, para destinarlo a abastecer al mercado interno, en cuyo caso, anotó, sí habría gas suficiente.

PremierEl jefe del Gabinete, Juan Jiménez, dirigiéndose a la prensa, dijo que se está haciendo "una novela" con el problema del gasoducto. Señaló que con el inicio de la temporada de lluvias en la zona, el sistema de mantenimiento del ducto disminuye, por lo que no se puede hablar de un éxodo (de trabajadores de TGP dedicados a esa actividad), Añadió que la zona tendrá 10 bases militares nuevas.

OPINIÓN

Luis OrtigasViceministro de Energía"El Gobierno prepara dispositivos que garantizarán la seguridad energética y que serán publicados en los próximos días".

Jorge MancoInvestigador de la UNMSM"El ducto tiene más de 300 km en el VRAE,y no se trata de poner efectivos, sino inteligencia, poner satélites y sensores para prevenir riesgo".