Argentina busca financiamiento en el mercado local con la licitación el jueves de un por US$ 1,000 millones con vencimiento en dos años, al estar impedida de obtener fácilmente fondos en la plaza internacional.

El nuevo bono Bonad 2016 denominado en dólares estadounidenses y pagadero en pesos está vinculado a la evolución del tipo de cambio y devengará intereses de 1.75% anual que se pagarán semestralmente los días 28 de abril y 28 de octubre de cada año hasta la finalización del compromiso.

Esta es la primera colocación en su tipo del gobierno que espera, según analistas, que compañías de seguros, bancos y fondos de inversión se vuelquen al nuevo instrumento. El bono se liquidará el próximo martes y el piso para ingresar será de US$ 50,000.

Según economistas, el gobierno buscar aliviar hasta fines de año el déficit fiscal ya que el Banco Central no está en condiciones de aportar más financiamiento y Argentina afronta dificultades para conseguir fondos en el mercado internacional debido a que se encuentra en default técnico desde fines de junio a raíz del litigio judicial que mantiene con bonistas en Estados Unidos.

Medios de prensa dijeron que el Ejecutivo ha instado a bancos privados y aseguradoras a que participen en la licitación, pero agentes del mercado creen que se podrían reunir un máximo de 500 millones de dólares.

Los pequeños inversores podrán ingresar indirectamente a través de cuotas partes de los fondos comunes de inversión interesados en la emisión del nuevo título público.

El bono se suscribirá en pesos utilizando el tipo de cambio correspondiente al día hábil previo a la licitación que el jueves se ubicaba en 8,50 pesos por dólar y en el día de vencimiento se abonará al tipo de cambio oficial vigente.

La emisión podrá realizarse en varios tramosEl modelo económico actual fue criticado por empresarios reunidos la víspera en un coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de Argentina.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, acusó el jueves a los economistas reunidos de emitir "cifras falsas en materia de inflación y de resultado fiscal" y denunció que desde ese sector "pretenden socavar permanentemente al gobierno que defiende el interés del Estado y del pueblo".