(Reuters) Argentina dispuso ampliar en 150%, hasta US$ 5,000 millones, un bono a licitarse la próxima semana dirigido a importadores para destrabar el decreciente del país, según información oficial.

La medida, publicada en un retrasado Boletín Oficial, tiende a normalizar el camino de comercialización de productos tras cuatro años de restricciones cambiarias, las que fueron levantadas la semana pasada por el nuevo Gobierno.

El presidente Mauricio Macri asumió el 10 de diciembre y casi de inmediato liberó el mercado cambiario con una devaluación original de 26.6%.

A su vez, anuló tributos a la exportación con el fin de normalizar la economía y conseguir dólares frescos para las alicaídas reservas del Banco Central.

El título 'Bonar 2016', que originalmente sería por US$ 2,000 millones, tendrá amortización a un año y pagará una tasa de 6% anual.

La suscripción del lunes 28 será en pesos, aunque el bono está nominado en dólares bajo legislación argentina.

Con la idea de financiar los pagos retrasados a importadores, operadores dijeron que podrán participar quienes tengan deudas desde la mitad del 2010.

TAGS RELACIONADOS