Las obras de ampliación de capacidad del ducto de Camisea, que opera Transportadora de Gas del Perú (TGP), estarán concluidas en el primer semestre de 2015, afirmó el viceministro de Energía, .

Reconoció que existe una demora de un año en el avance e indicó que lo más importante es que ya se reanudaron los trabajos.

La ubicado en la selva de Cusco sufrió un retraso debido a la falta de seguridad en la zona, en especial por la presencia de remanentes senderistas, que en abril de 2012 secuestraron a 36 trabajadores del proyecto.

Como parte de las medidas tomadas por el Gobierno, las fuerzas del orden se incrementaron en la zona y se instaló una base militar.

TGP afirmó que con las obras se ampliará la capacidad de transporte del gasoducto hasta 850 millones de pies cúbicos diarios (MMPCD) para el mercado local.