(Reuters).- evitó por poco la recesión en el tercer trimestre del 2014 y superó las bajas expectativas, lo que sitúa a la zona euro en una senda de un crecimiento anémico, pero evitando la contracción.

La mayor economía de creció un 0.1% respecto al trimestre anterior, según dijo la oficina de estadísticas alemana, tras una caída revisada del 0.1% en el segundo trimestre.

Un fuerte incremento en el gasto del consumidor y un pequeño impulso en el comercio exterior evitaron un resultado peor.

Por su parte, la economía francesa se expandió un 0.3% en el trimestre, superando las expectativas de un crecimiento del 0.2%, en un dato que muestra su mejor desempeño en más de un año, aunque la lectura del segundo trimestre fue revisada a la baja para mostrar una caída del 0.1% en el Producto Bruto Interno.

El presidente francés, , proyecta un crecimiento para todo el año del 0.4%o, menos que la mitad de lo previsto inicialmente.

Entretanto, un panel de asesores económicos independientes del Gobierno alemán pronosticó el domingo que la expansión de la primera economía de la zona en 2014 se situaría en el 1.2% desde una previsión anterior del 1.9%.