(Bloomberg) Inc., Uber Technologies Inc. y TaskRabbit Inc. lideran la campaña de 47 compañías para convencer a los gobernantes de la Unión Europea (UE) de que la economía colaborativa ayuda al crecimiento y no debería ser restringida por leyes nacionales fragmentadas.

Las empresas escribieron al primer ministro holandés, Mark Rutte, cuyo país actualmente ocupa la presidencia rotativa de la Unión Europea, para exigir un compromiso más fuerte con los modelos de negocios colaborativos en la campaña de la UE para impulsar los empleos y el crecimiento.

El bloque de 28 naciones ha dicho que evaluará el impacto de las leyes y regulaciones nacionales, al tiempo que busca darle mayor ímpetu a la inversión transfronteriza y crear un mercado digital único.

"Instamos a los estados miembros a apoyar estos objetivos y a continuar con miras a procurar que las leyes locales y nacionales no limiten innecesariamente el desarrollo de la economía colaborativa en detrimento de los europeos", dijeron el 10 de febrero las compañías en la carta a Rutte, la cual fue vista por Bloomberg News antes de hacerse pública esta semana.

Las empresas buscan una declaración de la UE durante un encuentro de los ministros de industria este mes.

La UE considera a compañías como Uber y Airbnb como una vía para aumentar la producción económica sin exigir a los países incrementar su gasto público.

Las propuestas sobre la economía colectiva de la UE son parte de su más amplia estrategia de un mercado único, publicada en octubre, la cual aborda desde las normas de capital de riesgo al entramado de leyes de insolvencia del bloque, así como un esfuerzo aparte para mejorar el acceso en línea a bienes y servicios.

Las firmas de economía colaborativa dicen que sus modelos de negocios están "haciendo un mejor uso de los recursos" al contrarrestar la inactividad, tanto en el suministro de servicios, como en la demanda de los consumidores.

Los países han refutado que las compañías no deberían poder saltarse las normativas nacionales: por ejemplo, en diciembre una corte belga solicitó a la Corte de Justicia de la UE que se pronuncie sobre si los servicios de viajes compartidos de Uber deberían ser regulados como un proveedor de taxi.

Airbnb dijo en un comunicado que acompaña a la carta conjunta que la UE puede "guiar hacia una revolución económica" que beneficie a los hogares y a los negocios locales al apoyar al sector colaborativo.