La participación del comienza a cobrar fuerza. A finales de julio, la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión), otorgó la buena pro del proyecto "Gestión del Instituto Nacional de Salud del Niño-San Borja".

El ganador, el Consorcio Gestora Peruana de Hospitales, ofreció una remuneración por mantenimiento y operación de unos S/. 31.9 millones anuales. La máxima disposición a pagar del Estado era unos S/. 49.5 millones, lo que significa un ahorro cada año de S/. 17.6 millones aproximadamente.

¿Qué servicios están incluidos en esto? El jefe de proyectos en Salud y Educación de ProInversión, Mario Hernández, indicó que este ahorro corresponde a mantenimiento de infraestructura y equipos, servicios generales de operación y, además, pruebas de laboratorio.

La idea del contrato, explicó, es que se garantice el cumplimiento de todas las exigencias dentro de los plazos máximos que se establece, según cada función.

VentajasEl funcionario detalló que, dentro de los estándares esperados, el consorcio pondrá a disposición de los médicos hasta 125 tipos de pruebas de laboratorio distintas, y atenderá hasta 1.3 millones de pruebas cada año.

En esa línea, agregó que los tiempos de respuesta y atención ante eventualidades del concesionario serán muy reducidos, pues su desempeño será evaluado al detalle; utilizando 165 indicadores de performance con parámetros de cumplimiento bien definidos.

De otro lado, también destacó el hecho de que el consorcio conseguirá certificaciones ISO y contará con todo tipo de seguros, tanto para el personal como para la infraestructura y equipos.

Castigos y anunciosEl contrato de concesión incluye penalidades a través de deducciones, es decir, en caso de algún incumplimiento, el concesionario sufrirá una reducción en el monto anual a cobrar.

Estas deducciones explicó Hernández son diferentes si es que hay incumplimientos en situaciones de emergencia que en condiciones ordinarias. Por ejemplo, dijo que una demora en limpiar una sala de operaciones es más grave que retrasos en limpiar el lobby, por lo que se aplican distintos castigos.

Este contrato tendrá una vigencia de 10 años y el ganador comenzaría a operar en el mes de diciembre, según estimó el ejecutivo de ProInversión. Una ventaja adicional anotó es que los miembros de este consorcio ganador tienen vasta experiencia en actividades de 'bata gris' en distintos hospitales del mundo.

Finalmente, Hernández observó que se está trabajando en incluir participación privada en dos hospitales de EsSalud, sobre los que se tendría noticias en el primer trimestre del 2015. Además, dijo que se viene un encargo del Minsa de 20 hospitales más para concesionar los servicios de 'bata gris'.