Omar Mariluzomar.mariluz@diariogestion.com.pe

El director de Tax & Legal de KPMG en Perú, Khaled Luyo dijo que la incorporación obligatoria a partir del 2017 de la Norma Internacional de Información Financiera 15 (NIIF 15), que establece una nueva forma de cálculo contable, generará complicaciones y sobre costos entre las empresas peruanas y será un desaliento para la formalidad.

La norma internacional que establece una forma más fina de cálculo de los tributos ya ha sido implementado por varias empresas reguladas por la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) y el objetivo es trasladar a todas las empresas peruanas al nuevo sistema.

"No creo que sea lo más sensato este grado de complejidad para empresas que quieren pagar sus impuestas y están sometidas a un régimen general del impuesto a la renta que deban de tener este problema para pagar sus impuestos si lo que se quiere es que se integren a la formalidad con un sistema conveniente de pagos de impuestos que sea fiscalizable", dijo.

La norma persigue una mayor unidad de criterios contables a nivel internacional, de manera que se permita una comparación más ajustada entre las ventas de una compañía estadounidense y otra europea. Se pretende acabar con las diferencias conceptuales y con el mayor desglose que exige actualmente la contabilidad americana.

"La norma contable que existe hoy para el reconocimiento de ingresos data de los años 70, con la globalización los negocios han evolucionado el organismo que desarrolla estos estándares internacionales haces cinco años emprendió un esfuerzo de evolucionarlas para que respondan a las necesidades del mercado hoy", dijo Khaled.

El experto de KPMG comentó que esta norma va a traer complejidad tributaria y en un país como el Perú con tasas de tributación altas y donde se busca ampliar la base tributaria, no se sabe cuan positivo terminará resultando esta norma."No necesariamente esa mayor complejidad va a facilitar el pago de impuestos.

Una compañía regulada tiene un equipo de gente que tiene experiencia pero una pequeña o mediana empresa, un emprendedor que está empezando un negocio tiene que cumplir con estos estándares sin ni siquiera participar en un mercado internacional que es a donde apuntan estas normas contables", indicó.