La Asociación de Exportadores () señaló que un nuevo golpe está afectando a las empresas del sector exportador, que se suma a los sobrecostos y al retraso cambiario, y es la demora en el descenso del precio local de los combustibles ante la rebaja en el precio internacional del petróleo.

"La rebaja del precio internacional del petróleo no se ha trasladado en igual proporción a los consumidores finales de combustibles. Debido a ello, tanto los consumidores como las empresas se ven seriamente afectados en su capacidad adquisitiva y su competitividad", dijo el titular de Adex, .

Señaló que este es un tema "crítico" que ya fue analizado seriamente por el Banco Central de Reserva (BCR) y ahora corresponde al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) adoptar una "acción clara y firme".

El gremio exportador dio como ejemplo del retraso de precios al gasohol de 90 octanos, cuyo precio de importación se ha reducido en 15% en el período diciembre 2014-noviembre 2015 e inclusive el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) estimó una reducción del precio ex-Planta de 13%.

"Sin embargo, el precio de refinería sólo ha disminuido en 6% en el mismo período", advirtió el gremio exportador.

[ Lea también ]

Mientras que en junio del 2014 el precio del gasohol de 90 octanos, a nivel de refinerías, era de S/. 8.46 por galón, siendo el precio CIF de importación real S/. 8.39. Es decir, la diferencia entre ambos era de solo 1%.

Un año y medio después, en noviembre del 2015, el precio en refinería de este mismo combustible fue de S/. 6.40, mientras que el precio CIF de importaciones fue de S/. 4.62, con lo que la diferencia se ha ampliado siendo ahora de 39%, mucho mayor que la de junio del año anterior.

"Estas cifras muestran que los argumentos que usan las refinerías peruanas por el lado de sus costos y por la devaluación del Sol no son válidos", afirmó Amorrortu.

Agregó que una tendencia persistente como esta tendría un impacto muy positivo sobre una economía importadora neta de combustibles como el Perú, tanto a nivel doméstico al incidir sobre menores precios internos (menor inflación) beneficiando a los consumidores, como sobre el desenvolvimiento de las exportaciones que vería reducido un componente de sus costos y con ello menos afectada su competitividad.

Oportunidad perdidaSegún Adex, una baja persistente en el precio internacional del petróleo debería tener un impacto muy positivo sobre una economía importadora neta de combustibles como el Perú, ayudando a reducir la inflación y mejorando el desenvolvimiento del sector exportador que vería reducido un componente de sus costos.

"Hay que recordar que Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estimó que el Perú podría incrementar sus exportaciones en un 40% si lograra reducir los costos de transporte en 10%", enfatizó Amorrortu.

Finalmente dijo que aprovechar al máximo la reducción del precio internacional del petróleo para mantener o mejorar la competitividad de las exportaciones peruanas, fundamentalmente no tradicionales, es un imperativo que los entes reguladores del Estado deben poner en agenda con suma urgencia y no perder de vista.