La contracción de las exportaciones en -12.4% durante el primer semestre del año obligó a la (ADEX)a revisar y corregir su proyección.

Según el gremio, los ya no caerán 3.2% sino 6.1%, y cerrarán el 2013 en US$ 43,300 millones.

Hace más de un mes, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Banco Central de Reserva (BCR) dieron a conocer sus pronósticos negativos de las exportaciones (entre -2% y -3.5%).

"Hay consenso entre los analistas de que la actividad productiva y el comercio internacional tendrán un crecimiento lento, aun cuando existen ciertos mercados que mantendrán un mayor dinamismo que el promedio", señaló el presidente del gremio, Eduardo Amorrortu.

Opinó que bajo los efectos de la crisis internacional, los exportadores y las autoridades de los sectores economía y comercio deben enfocarse en dos puntos: la mejora de la competitividad y la expansión hacia mercados más dinámicos o nichos especiales que permitan mantener o reducir las consecuencias negativas provenientes de los mercados extranjeros más afectados.

"Ya las empresas vienen trabajando en esta estrategia, especialmente después de la crisis del 2009; pero, en esta nueva etapa de contracción, se requiere de un trabajo institucional conjunto del gobierno y las instituciones involucradas con la actividad empresarial, la generación de empleo y las exportaciones" añadió.

105 barrerasAmorrortu precisó que el último reporte publicado por el Doing Business 2012, que mide las regulaciones para hacer negocios a nivel internacional, revela que el Perú se mantiene en la misma posición en general frente a otros países. El indicador de Comercio Transfronterizo, sin embargo, bajó dos puestos.

"Esto quiere decir que en materia de costos relacionados con la exportación e importación, perdimos terreno frente a nuestros competidores. Esto refleja un problema de larga data que no hemos podido superar. La demora en establecer el control aduanero en la interoceánica sur es una muestra", explicó.

Ante esta situación, el líder exportador señaló que se trabaja de la mano con PCM, Mincetur, Produce, MEF, Minagri, el ministerio de Trabajo y otras instituciones más, a fin de identificar las barreras que las entidades públicas generan en perjuicio de la actividad empresarial y de las inversiones. A la fecha, Produce, en coordinación con los gremios empresariales, identificó 105 barreras y se espera una pronta respuesta de las instituciones responsables para solucionarlas.

"Con las autoridades de la SUNAT también discutimos los problemas que enfrentan las empresas en sus diferentes trámites y procedimientos. En momentos de crisis los recursos financieros son el principal soporte de un exportador. Perder liquidez por multas, acotaciones injustificadas, o demoras en la devolución de los impuestos indirectos, pone en una situación crítica a las empresas", añadió.

Un tema fundamental es el urgente fortalecimiento del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) y del Servicio Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes). Refirió que ADEX espera lograr lo mismo con el Ministerio de Salud en lo referido a la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) y en el caso del MINTRA, para el caso de la Sunafil y la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo.

"A la vez que reconocemos la buena disposición de todos los ministerios vinculados a las exportaciones, esperamos que se concreten urgentemente las medidas pendientes para corregir y frenar los procedimientos y políticas que exceden o interpretan negativamente las normas en perjuicio de las empresas y la competitividad del país", opinó.

Amorrortu comentó que las acciones oportunas contrarrestarán los efectos de la prolongada crisis internacional. "Proponemos al presidente de la República, Sr. Ollanta Humala, para que lidere el Consejo Nacional de la Competitividad, con el soporte técnico del MEF, pues hasta ahora avanza lentamente por la falta de compromiso de algunas instituciones", culminó.