Singapur (Reuters).- Un entre una decena de países con salida al Océano Pacífico no será alcanzando este año como se esperaba, puesto que no se han logrado acuerdos en temas espinosos como , tarifas agrícolas y empresas estatales.

El acuerdo respaldado por , que Washington deseaba concluir este año, apunta a establecer un bloque de libre comercio que se extienda desde Vietnam hasta Chile y Japón, abarcando a cerca de 800 millones de personas y a casi un 40% de la economía global.

El presidente estadounidense, , elogió el TPP como parte integrante de su estrategia para convertir a Asia en el "pivote" de su política extranjera. Pero las negociaciones se han enfrentado a la complejidad de la apertura de ciertos mercados, en particular en .

"Ninguno de nosotros ha acordado cosa alguna", comentó el ministro de Comercio de Nueva Zelanda, Tim Groser, en una conferencia de prensa en Singapur al finalizar la reunión de cuatro días del (TPP, por su sigla en inglés).

Sin embargo, agregó: "Se está vislumbrando la delineación de un genuino acuerdo del siglo XXI y, como siempre es el caso en la vida, las decisiones políticas más difíciles serán tomadas al final".

Los ministros dijeron que habían encontrado posibles áreas en las que podrían concordar, conocidas como "zonas de aterrizaje", pero que necesitan continuar con las discusiones y se reunirán nuevamente el mes próximo.

Mucho más abarcador que otros acuerdos, el pacto TPP apunta a ir más allá de las tarifas y el comercio físico e intentará regular áreas sensibles, como compras gubernamentales y dar a las empresas más derechos para demandar.

Un área problemática es el desacuerdo entre Estados Unidos y Japón sobre el objetivo declarado desde hace tiempo por Tokio de eximir a cinco productos agrícolas sensibles arroz, trigo, carne bovina y porcina, productos lácteos y azúcar de la eliminación de tarifas.

Ambos países sostuvieron conversaciones bilaterales durante la reunión de Singapur para tratar de discutir el asunto, pero aún no han llegado a acuerdo.

"Resolver los cuestionamientos de acceso a mercados entre Estados Unidos y Japón será crítico para el éxito del TPP", afirmó el representante comercial de Washington Michael Froman, en una conferencia de prensa en el marco de la reunión.

El viceministro de la Oficina del Gabinete de Japón Yasutoshi Nishimura dijo que su país aún está comprometido a alcanzar un acuerdo.

Las negociaciones del TPP, que se han extendido por tres años, han estado envueltas en la controversia por la falta de transparencia y se han visto frenadas por los intereses en conflicto de los países negociadores, de legisladores estadounidenses y de grupos de presión.

Otros países podrían sumarse al TPP posteriormente, entre ellos Colombia. no integra este Acuerdo, aunque no excluye sumarse a él en un futuro. De momento Pekín prefiere otro proyecto exclusivamente asiático, como la (ASEAN).

No se ha publicado un borrador completo de la reunión y los gobiernos participantes han realizado pocas conferencias de prensa para explicar lo que queda en la mesa.

El capítulo sobre propiedad intelectual también ha provocado desacuerdos, particularmente en relación a la mayor protección de patentes farmacéuticas, debido a preocupaciones de que pueda limitar el acceso a medicamentos asequibles en países en desarrollo.

Los países que ya participan en las conversaciones son Estados Unidos, Canadá, Japón Australia, Nueva Zelanda, Singapur, Malasia, Brunéi, Vietnam, Chile, México y Perú.