Módulos Temas Día

El 90% de las exportaciones peruanas de pijamas se destinan a Estados Unidos

Las empresas peruanas de confecciones deben considerar el interés por parte del mercado estadounidense en adquirir prendas cómodas y para dormir, y adaptar su tecnología y producción a la elaboración de este tipo de producto, señaló la Ocex del Perú en Los Ángeles.

12. Confecciones. La fabricación de prendas de vestir disminuyó en -4.39%, afectada por la menor demanda de fabricación de polos, pantalones, camisas, ropa interior, bermudas, short, ternos, faldas, pijamas, ropa de baño, mameluco, bata y poleras para el

El mercado principal de pijamas en Estados Unidos será el de prendas para dormir de algodón, afirmó la Ocex del Perú en Los Ángeles.

Perú es el octavo proveedor del mercado de pijamas en Estados Unidos, y cuadruplicó sus exportaciones a ese país en diez años al pasar de US$ 6.4 millones en el 2009 a US$ 25.1 millones en el 2018 (enero a octubre), afirmó la Oficina Comercial del Perú ( Ocex) en Los Ángeles.


Estados Unidos concentra el 90% de las exportaciones peruanas de este producto, siendo los camisones y pijamas de mujeres y niñas de punto de algodón las que lideran con una participación de 75%.


Las importaciones de pijamas de Estados Unidos han presentado un crecimiento significativo en los últimos cinco años, pasando de US$ 1,400 millones en el 2013 a US$ 1,500 millones el 2017 de acuerdo al Departamento de Comercio, lo cual representó una expansión de 9.4%.


Los principales proveedores fueron China (58%), Camboya (14%) y Vietnam (10%) con US$ 925 millones, US$ 225 millones y US$ 160 millones, respectivamente.


Mercado
El mercado de prendas para dormir en los Estados Unidos ha presentado un crecimiento importante en los últimos años. Según un estudio de la consultora IBIS World, las ventas totales en tiendas de lencería el 2018 alcanzaron un valor de US$ 9,000 millones y se proyectan ventas por US$ 9,500 millones el 2023.


Del total del mercado, las prendas para dormir y lencería tuvieron una participación de 50.4%, los brasieres y corsés 39.2% y medias - pantis 10.4%.


Los productos dentro del segmento de prendas para dormir y lencería incluyen baby dolls, pijamas y batas, que vienen en diversos estilos y materiales, y son por lo general más caros, pero adquiridos con menos frecuencia.


En referencia a la segmentación del mercado, el principal grupo son los consumidores entre 35 y 54 años, el cual concentró el 39.6% del total de la industria el 2018.


Los consumidores en este segmento tienen un importante poder de compra, ya que muchos de ellos tienen carreras profesionales bien establecidas con ingresos estables.


Como consecuencia, este grupo cuenta con los recursos para adquirir este tipo de productos en tiendas minoristas especializadas. Este segmento también es el que está más dispuesto a comprar productos con mayores precios, incluso precios de diseñador.


Por otro lado, los consumidores menores de 35 años representan también un porcentaje importante del mercado con el 27.5% del total. Este grupo tiende a ser muy consciente de las marcas, generando demanda por aquellas con nombres bien establecidos como la línea Pink de Victoria Secret.


Además, siguen muy de cerca las tendencias de moda y tienden a comprar con frecuencia. Sin embargo, por lo general cuentan con un menor ingreso disponible en comparación a sus otras contrapartes de mayor edad.


Asimismo, los consumidores mayores de 55 años concentran el 32.9% del mercado, y se caracterizan por tener un ingreso estable. A pesar de ello, tienden a comprar con menos frecuencia en tiendas por departamento u otras tiendas minoristas con precios competitivos, dándole prioridad a factores como comodidad, precio y calidad.


Atributos
Por su parte, la consultora Mintel indicó que los atributos más importantes para los consumidores de la categoría de prendas para dormir son comodidad con 79%, adaptación al cuerpo 58%, precio 56%, tipo de tela 55%, estilo 41%, durabilidad 29%, oxigenación 35%, colores-diseños 33% y marca 18%.


Así, los diseños de pijamas se han convertido en un inmenso mercado emergente con diseñadores creando más estilos y prendas, desde productos elaborados con algodón hasta aquellos de seda, y han transformado su uso hacia un estilo casual.


Respecto a la distribución geográfica de establecimientos de esta industria, éstos se concentran principalmente en áreas con mayor densidad de población, destacando el sureste con el 25.8%, atlántico medio 17.6% y oeste con 16.9% de participación, las cuales concentran los niveles más altos de población del país.


Así, California, Florida y Nueva York son los estados con los más altos niveles de concentración de establecimientos con el 11.4%, 8.6% y 7.7%, respectivamente.


Mercado en expansión
Los factores que están propiciando la expansión del mercado de prendas para dormir son diversos. Entre ellos destacan el uso de las redes sociales, a través de las cuales las personas comparten sus historias de vida y dan a conocer sus espacios privados.


Así, esta nueva cultura ha generado que las puertas cerradas no existan más, por lo tanto, todo aquello que se consideraba privado como “los pijamas” ha pasado a ser público y por lo tanto, los consumidores están dándole mayor importancia y aumentando su consumo.


Un segundo factor es que la población ha cambiado sus costumbres y está dedicando más tiempo en actividades dentro del hogar (ver televisión, jugar videojuegos, entre otros).


Un factor adicional se centra en la importancia actual por el cuidado personal y el bienestar, que ha generado el desarrollo de prendas para dormir que ayudan a tener un mejor descanso.


En consecuencia, más personas están cambiando su vestuario por aquel que proporciona mayor comodidad.


Potencial
Además, un estudio realizado por Upwork, una plataforma global de freelancing, estima que la mitad de la población de Estados Unidos será freelance o trabajará en forma independiente para el año 2027, lo cual implica un gran potencial para el segmento de personas que trabajará desde sus casas y con una vestimenta cómoda.


Lili Chemla, dueña de Liana, una marca que se enfoca en “prendas de dormir para usar todo el día”, así como en el segmento de prendas de vestir cómodas, mencionó que ella es consciente de que las prendas de casa y de trabajo cada vez son más similares, y resaltó “...que estos cambios en el estilo de vida de las personas ha impactado definitivamente la forma en cómo las personas se visten y compran, en el cual se está priorizando la comodidad por encima de la formalidad”.


La Ocex del Perú en Los Ángeles afirmó que las empresas peruanas de confecciones deben considerar el interés por parte del mercado estadounidense en adquirir prendas cómodas y para dormir, y que adapten su tecnología y producción a la elaboración de este tipo de producto.


Si bien el mercado principal será el de prendas para dormir de algodón, las nuevas tecnologías que permitan desarrollar productos que generen bienestar, como telas especiales, darán un valor adicional para los compradores de este mercado, indicó.

Leer comentarios ( )