Módulos Temas Día

Sunat: “Se evalúan incentivos para que las personas naturales soliciten los comprobantes de pago”.

La Sunat asegura que una reforma del sistema tributario que tiene más de 20 años requiere de consenso. En el verano del 2018 se espera iniciar una discusión pública de la propuesta que elaboran junto con el MEF.

Sunat: “Se evalúan incentivos para que las personas naturales soliciten los comprobantes de pago”

A partir del año 2020 la administración tributaria peruana tendrá conocimiento de información de cuentas de peruanos en más de 100 países (Video: Gestión).

El Gobierno viene trabajando una reforma tributaria, la cual se discutirá durante todo el 2018. El jefe de la Sunat, Víctor Shiguiyama, hizo un alto a su agenda en la CADE 2017 que se desarrolla en Paracas y conversó con Gestión sobre los lineamientos que traerá esta propuesta. La simplificación del sistema es la consigna.

Se ha planteado desde el Gobierno iniciar una reforma tributaria. ¿Hacia dónde apunta?
Necesitamos hacer una serie de ajustes y reformas. Entre otros, generar un nivel mayor de automatización, una transformación digital, por ejemplo, con la factura electrónica.
Queremos que los comprobantes tengan valor para todos los contribuyentes, que es algo que hoy no sucede.

¿Por qué?
Tenemos un modelo tributario complejo, en el que se han venido haciendo ajustes en los últimos años y es difícil entender por dónde quiere entrar cuando uno quiere ser formal.

Por ello se plantea un modelo simple, que sea más sencillo, que permita que el contribuyente se preocupe más de su negocio que del aspecto tributario y que tributar sea más sencillo.

¿Cuál es la mejor forma para lograr esta reforma vía delegación de facultades o un proyecto de ley?
Un cambio de un modelo tributario que ya tiene 20 años requiere de un consenso. Estamos en tiempos en los que es necesario discutir profundamente las cosas, que no existan malos entendidos, que los millones de contribuyentes sepan hacia dónde se va a ir.

¿Apuesta por una reforma no inmediata?
La incertidumbre no es buena para nadie. Hacer una cosa muy rápida no es buena consejera. Pensamos que podríamos tomarnos todo el próximo año para discutirlo y empezar esto en el año 2019. En ese sentido, el mejor camino sería a través de un proyecto de ley y una discusión profunda en el Congreso.

¿En el 2019 deberíamos tener un nuevo sistema tributario?
En el mejor de los casos. Sin embargo, hacer un cambio de esta envergadura, si bien lo queremos hacer rápido, también es saludable que nos demos el espacio para que podamos discutir y opinar sobre el tema.

¿Será posible tener una buena discusión sobre la reforma cuando el Congreso aprueba leyes con las cuales la Sunat no está de acuerdo?
Siempre una buena discusión con cifras, con beneficios, con riesgos es saludable, y si bien es cierto que algunas medidas que puede haber tomado el Congreso nos parecen que podrían haberse hecho diferentes, eso no significa que no se pueda discutir en el Congreso y lograr un acuerdo con el Gobierno.

El MEF y la Sunat hablaron de eliminar el Régimen Único Simplificado (RUS) y el Régimen Especial de Renta (RER), así como crear un solo régimen tributario. ¿Ese es el camino?
Obviamente hay que trabajar los detalles, pero, en principio, es cuanto más simple, cuanto más universal el modelo, cuantas menos excepciones, mejor. Es más sencillo de administrar, es más sencillo de controlar, es más simple de comprender. 

¿No habrá una eliminación radical del RUS y el RER?
Cuando planteamos la eliminación del RUS y el RER, no estamos pensando en una eliminación radical en la que todos vayan a terminar en el régimen general, sino más bien un régimen en el que uno pueda empezar pequeño y en el camino vaya creciendo.

¿Qué opción habría para estos regímenes?
En el régimen más bajo, lo que sería equivalente al RUS (que actualmente realiza un solo pago mensual -monotributo por todo concepto, pero no emite facturas sino boletas o tickets), sobre todo el nivel 1, que es el nivel de subsistencia, debemos hacer cambios sustantivos.

¿A qué tipo de cambios se refiere?
Uno, que se integren a la cadena logística. Es decir, que compren con factura. Eso es vital. Lo segundo es que con el propio IGV de sus compras podríamos generar un espacio en el que autoliquiden su impuesto.

Si bien estamos hablando de una eliminación del RUS como lo conocemos ahora, generaríamos un espacio nuevo en el que tendrían de alguna manera las mismas ventajas de un bajo costo, pero con la ventaja adicional de estar incorporados en una economía general.

¿Parte del IGV pagaría la tasa que actualmente se tiene en el RUS?
Es el concepto general, pero esto hay que aterrizarlo y discutirlo para ver los pros y contras. Desde la administración tributaria creemos que tenemos que generar políticas e incentivos positivos para que la gente quiera ser formal.

¿Los emprendimientos y las actividades de subsistencia deberán tener libros contables como en el Régimen General?
No estamos pensando en que deban entrar al régimen general, porque es complejo. Tenemos dos proyectos de transformación digital que son importantes en esta reforma. Uno es el de comprobantes de pago electrónicos y el otro es de la cuenta única. Sumados esos dos proyectos, permitirían que la administración con la información de un comprobante de pago electrónico, pueda generar la contabilidad de manera automática.

Entonces un contribuyente pequeño la única obligación que tendría es que compre y reporte sus ventas como hoy, teóricamente, lo debería hacer y después se podría generar un estado de cuenta, como el de un banco, de manera mensual, liquidando los impuestos. Entonces el contribuyente no tendría que enfrentarse a ninguna complejidad adicional.

El hecho de que la penetración de Internet aún sea baja en el país, ¿no es una limitante para esta medida de transformación digital?
Es cierto que la cobertura de Internet no es en todo el territorio, pero hay que ser bien prácticos en el enfoque, y es que donde hay actividad económica sí hay cobertura, y para el tema de comprobantes de pago electrónicos basta que sea en el celular simple, ni siquiera tendría que ser un smartphone, y con ello probablemente el 99% de la actividad económica está en áreas de coberturas.

Siempre habrá una excepción, pero ya estamos hablando de una economía marginal.

¿Cómo hacer que las personas pidan facturas?
La discusión que estamos teniendo en este enfoque de reforma es que el comprobante de pago tenga valor para todo contribuyente, sea empresa o persona natural, porque tiene que haber un incentivo para poder solicitarlo.

Estamos evaluando qué tipo de incentivo haría que la persona requiera comprobantes de pago. Tenemos que generar una nueva cultura donde se entienda que los tributos son esenciales para el desarrollo sostenible del país.

¿Qué tipo de incentivos se les darían a las personas naturales?
Estamos evaluando qué cosa haría que cambie el comportamiento. Puede ser algo relacionado al seguro de salud, algo relacionado a pensiones, algún beneficio directo como amarrar ciertos tributos con el predial. Hay muchas opciones y lo que estamos haciendo ahora es explorar con métodos científicos a través de encuestas, focus y experimentos sociales, para saber si realmente lo que estamos pensando haría que el comportamiento cambie.

No quisiéramos hacer una reforma de escritorio y después darnos cuenta de que lo que habíamos pensado no funciona porque la gente no lo aprecia. Tenemos una lista de ideas y estamos validándolas en campo para ver si son bien recibidas por la población.

¿Cuándo deberíamos tener lista la propuesta de reforma?
Venimos trabajando con los equipos técnicos en el MEF y Sunat y creo que en el verano del próximo año podríamos empezar a validar ese modelo de manera más pública.

¿Presentarlo al Congreso en el verano?
La presentación en el Congreso va a ser un tema de consensos para poder determinar que el proyecto de ley incorpore y resuelva todas las preocupaciones gremiales y, obviamente, de los representantes del Parlamento.

El 1 de enero se inicia la generalización del comprobante electrónico

El jefe de la Sunat, Víctor Shiguiyama, afirmó que para el 2018 ya hay una serie de medidas que buscan incrementar la recaudación. Por ejemplo, a partir del 1 de enero se empezará a generalizar el uso del comprobante de pago electrónico. Para ello, hay un calendario, y en los primeros meses del 2018 se irá incorporando a una mayor cantidad de contribuyentes que estén obligados a emitir este tipo de comprobantes.

También se preparan equipos científicos de datos que permitan a la Sunat hacer cruces mucho más sofisticados de lo que venía haciendo. Se están utilizando conceptos como big data y gestión de datos en nube.

“Los elementos de tecnología ya los estamos incorporando en estos próximos dos o tres meses. Eso nos va a ayudar a identificar mejor el perfil de contribuyentes que están generando alguna evasión”, afirmó.

También la administración tributaria trabaja en la identificación de fuentes de terceros, como registros de propiedad, consumos, uso de sistemas electrónicos de pagos o cantidad de trabajadores. “Lo que estamos tratando en la administración es generar una nueva estrategia de cruce de información”, añadió Shiguiyama.

Habrá más acceso a información
Desde el 2020. Shiguiyama recordó que la Sunat ya forma parte del foro global, pues el país acaba de adherirse al convenio de asistencia mutua de la OCDE, lo que va a permitir que Perú a partir del año 2020 inicie el intercambio automático de información tributaria y financiera, con información del 2019.

Eso significa que a partir del año 2020 la administración tributaria peruana tendrá conocimiento de información de cuentas de peruanos en más de 100 países, que incluyen a muchos que son considerados paraísos fiscales.

Tags Relacionados:

Sunat

Leer comentarios ( )