Módulos Temas Día

En mérito a una especial invitación del Consejo Empresarial Honduras-Perú y la Embajada de Perú en Honduras, el arquitecto urbanista y Fundador de CorSuyo Urbanistas, Miguel Romero Sotelo, quien expuso sobre las buenas prácticas en materia de construcción de viviendas a bajos costos como una herramienta de reactivación económica.

Durante su permanencia en dicho país centroamericano, el destacado urbanista peruano dictó conferencias al gobierno de Honduras, así como a instituciones de Comercio e Industria, a la Cámara Hondureña de la Construcción y al sector de la banca sobre la experiencia de la política peruana en materia de viviendas que le han permitido pasar de construir 5 000 viviendas en el 2002 a un promedio de 50 000 al 2015. Romero destacó que el crecimiento inmobiliario responde a una visión de normas técnicas de las edificaciones, del urbanismo y el territorio, así como también a la creación de una visión financiera de la ley del Bono Familiar Habitacional para el programa de Techo Propio, y a una definición de roles entre el sector público y privado, donde al sector público le compete promover las inversiones, facilitar las licencias de construcción y supervisar la calidad de los sistemas constructivos y materiales de construcción, y al privado diseñar, construir y vender los productos inmobiliarios.

En su disertación al sector privado del país centroamericano, Romero Sotelo presentó un proyecto de construcción de hogares para familias pobres que también ha sido una solución en otros países como Brasil, Colombia y Chile. Romero detalló que una de las características del proyecto es que ha sido dirigido para los sectores sociales más pobres, habiendo sido diseñado para que el gobierno aporte la tierra y un subsidio. Precisó que las familias, a su vez, deben ahorrar cierta cantidad de dinero, que desde la experiencia peruana de más de 15 años de éxito ha llevado a la construcción de alrededor de 50000 unidades habitacionales por año.

mrs1

El Fundador de Corporación Suyo Urbanistas y ex viceministro de Vivienda y Urbanismo añadió que se trata de juntar el A-B-C: ahorro, bono y un crédito, donde el Estado ofrece un terreno a un precio muy bajo en razón que cualquier edificación tiene tres componentes, el costo de la tierra que representa el 30 por ciento del costo final; los costos por la instalación de los servicios públicos; y la cuantía de la construcción de los hogares.
“En el Perú el bono estatal llega hasta los 3, 600 dólares por familia, casi 80, 000 lempiras al cambio actual (unidad monetaria de Honduras) y el costo de las casas se ubica entre US$ 4 000 con deuda cero mediante un ahorro del diez por ciento en una entidad financiera”, puntualizó.

mrs3

Añadió que el Perú ha experimentado un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) por encima de la media latinoamericana, habiéndose reducido la pobreza de 40 a menos del 24 por ciento con programas sociales como el presentado, precisó. Asimismo destacó que el proyecto de construcción para familias pobres ha detenido las invasiones de tierra en las principales ciudades de Sudamérica, en razón que los terrenos aptos se venden mediante licitaciones públicas internacionales para el desarrollo de proyectos habitacionales.
“También existen precios de US$ 8,000 y US$ 12,000 incluyendo el diez por ciento de ahorro y el bono de US$3,600, el restante corresponde a préstamos bancarios con tasas menores hasta en cinco puntos en relación a los préstamos normales”, señaló el arquitecto Miguel Romero.
CorSuyo Urbanistas 
Contacto: Suyourbanistas.com | comercial@suyourbanistas.com

 

 

Leer comentarios ( )