Módulos Temas Día

Arturo Goga Arturo Goga Arturo Goga

Pantallas Flexibles. ¿Una Moda, o el Futuro de Smartphones?

Tuve la oportunidad de asistir al Mobile World Congress de este año y junto a una gran cantidad de productos y soluciones 5G, lo más llamativo de este año fue, sin duda, el tema de las pantallas flexibles. Sobre todo porque si bien vimos varios temas conocidos (Internet of Things o IoT, el ya mencionado 5G cada vez más cercano, y smartphones y accesorios por todos lados), un tópico totalmente nuevo, pero que acaparó totalmente la atención del congreso de móviles más importante del mundo, fue el de los teléfonos flexibles. Pero ¿Qué son? ¿Qué ventajas ofrecen? Y sobre todo… ¿Valen la pena?

 

 

¿Qué son los teléfonos flexibles?

HUAWEI Mate X -1-4

Son teléfonos que usan una nueva tecnología de pantalla, que les permite plegarse o doblarse. 

En el mercado han predominado, hasta ahora, pantallas rígidas, incapaces de variar sus dimensiones o formato, debido a que, para proteger las pantallas, tenemos una capa de vidrio templado sobre el display. Esta aleación de vidrio- una de las más conocidas y utilizadas es el “Gorilla Glass” – tiene cierto nivel de flexibilidad  (más que el de un vidrio convencional) que le da resistencia a caídas. Pero la ley de la física nos dice algo sencillo: mientras más rígido y menos flexible sea el vidrio, más resistente será este ante rayaduras, pero una caída podría terminar rompiéndolo. Por eso es que nuevas generaciones de Gorilla Glass, a partir de la cuarta, empezaron a ser más susceptibles a rayaduras, pero más resistentes a caídas. Ser más vulnerable a uno, lo vuelve más resistente a otro.

Con pantallas flexibles, esto no se aplica, pues se utiliza otro material: el plástico. Una pantalla flexible tiene que estar construida de plástico. El plástico se raya mucho más fácil que el vidrio. Es por ello que un smartphone regular, por ejemplo, suele sobrevivir bastante bien a objetos filosos o puntiagudos en nuestro bolsillo como llaves o monedas. Pero ¿Una pantalla de plástico? Puede ser rayada por una llave, o monedas. O partículas de polvo en nuestros bolsillos.

 

¿Cuál es la principal ventaja de un teléfono flexible?

26U42Tth2LjMB6a9GXneAV (1)

Ahora que sabemos que el material utilizado en un teléfono flexible no es tan resistente a rayones como un smartphone común y corriente ¿Por qué comprar un teléfono flexible? Pues por los grandes beneficios que este formato trae en el consumo y creación de contenido.

Hemos visto cómo los teléfonos se han vuelto cada vez más y más grandes. Pero existe un límite físico en donde el teléfono se vuelve demasiado incómodo de sostener con una sola mano, o de manipular fácilmente. Teléfonos actuales de 6.4 o 6.5 pulgadas bordean este límite. Entonces, ?¿Cómo darnos las ventajas de una pantalla más grande, ventajas que conocemos y aprovechamos en laptops o tablets, en un dispositivo que pueda mantener la portabilidad de un smartphone?

Aquí es donde las pantallas flexibles entran en juego. La gran promesa de estos dispositivos, al menos de los dos más importantes, el Galaxy Fold de Samsung y el Huawei Mate X, es que ambos pueden trabajar como un smartphone en todo momento pero apenas necesitemos una pantalla más grande para ver una película o video, o quizás trabajar en un documento, editar una foto o más, podamos hacerlo simplemente desplegando la pantalla.

En un mercado donde no vemos un producto realmente revolucionario hace años, sino simplemente un incremento – ligero – de velocidad y rendimiento, y mejoras marginales en tamaño de pantalla o duración de batería, resultó realmente emocionante ver esta nueva familia de productos que empuja al mercado hacia adelante.

Los teléfonos flexibles tienen el potencial de cambiar lo que nosotros conocemos ahora como “smartphones”, pero que en realidad deberíamos llamar simplemente dispositivos inteligentes (porque las llamadas implican un uso porcentual tan inferior en la utilización total del producto). Esta podría ser el siguiente gran producto, el siguiente gran salto que estamos esperando. Un “gadget” capaz de actuar como teléfono, tablet, laptop. Un verdadero todo en uno.

 

¿Valen la pena?

HUAWEI Mate X -1-5

Comprar uno este año no vale la pena. Al menos, no para la gran mayoría de personas. Tanto el Galaxy Fold de Samsung como el Huawei Mate X tienen ambos precios exorbitantes (a partir de $1980 para el Galaxy Fold, y $2500 aproximadamente para el Mate X).

Estoy seguro que estos precios disminuirán con el paso del tiempo. Se trata de tecnología de pantalla bastante nueva, después de todo. Las primeras generaciones de  todo, suelen costar mucho más caro y traer varios errores que luego son arreglados rápidamente con la segunda generación. Las primeras generaciones son sólo recomendables para los “early adopters” usuarios que gustan de estar en la vanguardia de la tecnología (y pueden costearlo) o analistas de tecnología.

Todavía hay muchos puntos inciertos sobre este nuevo formato de dispositivos. ¿Qué tan frágil es la pantalla? ¿Conviene más desplegar la pantalla hacia adentro, como hace Samsung, o hacia afuera, como hace Huawei? Es un mercado totalmente nuevo para dispositivos, lo cual nos está trayendo una gran cantidad de diferentes propuestas y hace de todo el pequeño mercado de pantallas flexibles, algo muy interesante ahora.

HUAWEI Mate X -1-6

Mi recomendación es la siguiente: esperar,  observar y analizar las primeras pruebas y resultados de estas pantallas. Si llegan a Perú, sin duda tendré la oportunidad de probar al menos uno de estos nuevos productos. Para ese entonces, tendré una respuesta más concreta sobre si, efectivamente, esta primera generación de productos vale la pena, incluso con este elevado costo.

Por ahora, sin embargo, y mientras no tenga oportunidad de probar los dispositivos en persona, se sigue aplicando la “regla universal” para productos tecnológicos nuevos: vale la pena saltearse la primera generación, y esperar la segunda.

 

 

Leer comentarios ( )