Módulos Temas Día

Arturo Goga Arturo Goga Arturo Goga

Vale la pena comprar un teléfono de gama alta?

En estos últimos meses he estado utilizando principalmente teléfonos de gama media. Teléfonos que suelen costar la mitad, o menos, de un teléfono de gama alta. Y me he llevado una muy grata sorpresa al notar cómo la brecha entre teléfonos de diversos rangos de precio, al menos para tener una experiencia aceptable con el smartphone, se ha acortado significativamente.

En el pasado, comprar un teléfono que de menos de $500, implicaba sufrir con un terrible rendimiento. Esto se traducía a que el teléfono tardaba varios segundos en realizar incluso tareas que consideraríamos como básicas para cualquier teléfono: realizar llamadas, mandar mensajes. Si a estas simples tareas, que de por si tardaban una eternidad, le sumábamos todas las posibilidades que un smartphone nos brindaba, terminábamos con una experiencia repleta de pausas, cuelgues, y dolores de cabeza.

Desde hace unos años, sin embargo, el rendimiento de los teléfonos de gama media y gama baja ha incrementado significativamente. El poder  de procesamiento de los smartphones se ha democratizado, a tal punto que teléfonos de $150 o $200 no sólo ofrecen un rendimiento aceptable, sino que muy similar o en algunas ocasiones idéntico, al de gamas más altas.

Estos, por ejemplo, son los teléfonos que he reseñado en estas últimas dos semanas:

 

Por qué habríamos de pagar el doble o más por un teléfono de gama alta, si tenemos teléfonos de gama media tan buenos?

Algo que notarán en todas las reseñas de arriba, es el tema de la cámara. Donde los teléfonos de gama alta tienen todavía una clara ventaja, es en la calidad de fotos que podemos obtener con una cámara de un teléfono de gama alta.  Algo que pueden notar, por ejemplo, en mi reseña del P20 Pro (un teléfono que tiene una cámara tan buena que, en algunas circunstancias, incluso puede ser mejor opción que una DSLR)

 

Si son ávidos fotógrafos y no quieren perderse los momentos únicos – al smartphone, después de todo, lo llevamos con nostotros a todas partes – entonces sí vale la pena invertir en un teléfono de gama alta.

 

Otro tema, es el de las actualizaciones. Teléfonos de gama alta suelen recibir actualizaciones más seguido y rápido, mientras que teléfonos de gama media, o media baja casi nunca reciben actualizaciones. Un teléfono de gama alta, después de todo, está hecho para durarnos al menos dos años, mientras que un gama media suele estar pensado para durar 12 meses antes de ser reemplazado por otro.

 

Y por supuesto, tenemos el tema del rendimiento. Mencioné que la brecha se ha reducido, pero esta todavía existe. Sobre todo para juegos que demandan bastantes recursos, la diferencia es notoria entre un gama alta y un gama media. Y ahora que los smartphones se están convirtiendo, poco a poco, en serias plataformas de juego (gracias a juegos como Fortnite), si planean jugar mucho con sus smartphones, ahí si consideraría, también, un gama alta.

 

Para la gran mayoría de personas, sin embargo, diría que no. Un gama alta no vale la pena como antes, donde era prácticamente esencial comprarse uno para tener una buena experiencia con un smartphone. Como las tres reseñas que les he compartido demuestran, un gama media es más que suficiente para la gran mayoría de personas.

 

 

Leer comentarios ( )