Los seis errores en el manejo del dinero que toda pareja debería evitar

Las parejas suelen buscar una respuesta general para resolver estos temas pero cada una debe encontrar la metodología que le sirva a solucionar las discusiones financieras que podrían afectar su futuro.

Los seis errores en el manejo del dinero que toda pareja debería evitar

Por: Redacción Gestión

Casarse o convivir con otra persona es una de las decisiones más importantes de la vida, ya que se pasa a una situación de "compartir" como factor clave del éxito de la relación pero ¿que ocurra con los temas relacionados a las finanzas de pareja?

Según un artículo del diario La Nación de Argentina, el primer error que se suele cometer en este campo es buscar una respuesta general que abarque a todas las parejas. Por ello, cada pareja debe encontrar la metodología que mejor se adapte a su forma de concebir la vida en conjunto.

Sin embargo, existen seis errores que se suelen cometer durante los primeros momentos de la relación y que luego pueden costar muy caro con miras al futuro.

1. No mientas sobre cuánto dinero debes Compartir las finanzas con otra persona es una decisión importante que se debe tomar en un marco de consenso, y para ello ambos integrantes deben tener información transparente y concisa acerca de la situación monetaria actual de la otra parte.

Tener una charla a "corazón abierto" en cuanto a las deudas existentes de nuestra "vida anterior" no se presenta como una situación demasiado romántica, pero si necesaria. La confianza en la pareja, como en lo demás ámbitos, es algo que cuesta mucho recuperar una vez que se ve traicionada.

2. No mientas acerca de cuánto ganas al mes La falsedad aparece buscando beneficiarse en el reparto de gastos o por lo menos no salir tan "perjudicado".

En el momento en el que se decide la división de los gastos, y teniendo en cuenta que los ingresos son un factor importante en esta división, aumentan los estímulos de "tirar abajo" la declaración de ingresos de pareja para equilibrar las erogaciones.

Tener en cuenta que en algún momento, por accidente o no, el verdadero nivel de ingresos queda en evidencia y la confianza de la pareja sensiblemente dañada.

3. No pienses que dividir 50 y 50 es siempre la solución Mucha gente piensa que la solución al problema de la división de gastos pasa por dividir 50 y 50 (mitad cada uno), abriendo una cuenta bancaria en conjunto y aportando cada uno en partes iguales el dinero mensual que luego se usará para los gastos corrientes.

Este arreglo funciona a la perfección mientras el ingreso de ambos sea similar, pero puede ser vivido como una injusticia por una de las dos partes si existen diferencias de ingresos entre los componentes de la pareja.

De esta manera, una división 60/40 o 70/30 puede tener más sentido y dejar a ambas partes más contentas, eliminando resentimientos y sensaciones de injusticia que una división 50/50 puede acarrear.

4. No darle a uno de los dos el control total del dinero Es muy común que las parejas decidan que uno de los dos integrantes tome el control de las finanzas personales de la casa y que el otro delegue esa responsabilidad y asuma un rol más pasivo.

Este comportamiento, si bien puede parecer cómodo, no es lo mejor ya que la persona que tiene el control se puede empoderar fácilmente, trayendo problemas y discusiones en donde la otra persona asume a su vez el rol de víctima y se crea una dinámica compleja y tóxica en cuanto a lo vincular.

Las decisiones en cuanto al destino del dinero (ahorro, gasto, inversión) deben ser consensuadas por ambos y no debe asumir uno solo el control de la situación.

5. No cometas infidelidades financieras Se dice que existe una infidelidad financiera cuando uno de los componentes de la pareja realiza gastos sin el conocimiento de la otra parte. Los mismos pueden incluir desde compra de ropa hasta préstamos a familiares o amigos sin el consentimiento de la pareja.

El sitio Money Habitudes ha realizado encuestas que muestran que por lo menos un tercio de las parejas ha cometido algún tipo de infidelidad económica.

Siempre va a haber infidelidades financieras porque nadie le dice a su pareja todos los consumos que hizo en el día. La solución aquí pasa por fijar un importe a partir del cuál tengamos que comunicarle al otro los gastos realizados.

6. Desconocer cuáles son los temas de dinero sobre los que hay que hablar "La pareja debe hablar de manera regular sobre temas de dinero" es un consejo común en lo que respecta a las finanzas personales. Resulta importante que esa charla no se haga de manera apurada o en un lugar en donde no se tenga la suficiente privacidad porque eso haría que pierda importancia.