POS móviles: Una alternativa para que comercios pequeños acepten pagos con tarjetas

Cada vez son más las personas que prefieren hacer un pago con tarjeta en vez de usar efectivo. Frente a ello, los pequeños negocios buscan modernizarse para aceptar pagos digitales y no perder la batalla contra los grandes comercios.

Los negocios más pequeños están apostando por ingresar a los pagos electrónicos como una forma de modernizarse y aumentar sus ingresos (Foto: Andina).

Por: Elizabeth García

Imagine ir a la bodega de la esquina y pagar sus compras del día usando su tarjeta de débito, o pagar el taxi usando su plástico. Esas ideas que hace algunos años podían parecer impensables, hoy son realidad.

Y es que los negocios más pequeños están apostando por ingresar a los pagos electrónicos como una forma de modernizarse y aumentar sus ingresos.

Para un comercio pequeño, recibir pagos con tarjetas puede incrementar sus ventas hasta 40%, estima Iván Castañeda, gerente general de la solución digital VendeMás.

Una de las limitantes que tenían estos comercios de menor escala para aceptar un medio de pago digital era lo costoso que resultaba tener un POS tradicional.

Además, los comercios requerían una infraestructura más sofisticada para soportar esta tecnología.

Sin embargo, han aparecido soluciones digitales más económicas y ágiles, como los POS Móviles (mpos), que, a precios más accesibles para una mype, le permiten aceptar pagos con tarjetas.

Una de estas soluciones es la que ofrece Vendemás, resalta Castañeda. Explicó que esta solución funciona con un POS móvil conectado a un smartphone.

El público objetivo son los pequeños comercios, como bodegas, puestos de mercado, taxistas e independientes, detalló.

Según el ejecutivo, se ha identificado un mercado potencial de dos millones de negocios que podrían utilizar esta tecnología.

Aceptar tarjetas incrementa las ventas del negocio, pues da una alternativa más de pago a los clientes y no los limita a utilizar solo efectivo, resaltó Castañeda.

Otra de las ventajas es la seguridad. Los países lationamericanos seguimos siendo muy inseguros; entonces, mientras menos efectivo manejemos, mucho mejor, menciona.

Además, el dueño del negocio gana eficiencia, añade. “Si no me pagas con efectivo, no tengo que ir al banco a depositarlo, sino que automáticamente tienes el dinero en tu cuenta”, indica.

El costo del POS móvil es de S/175. A diferencia de un POS tradicional, no tiene costos de mantenimiento y se paga un porcentaje por cada transacción que se realice, detalla.

Entre las razones por las que los comercios deberían implementar los pagos electrónicos dentro de su negocio, se tiene que son cada vez más los clientes que prefieren usar tarjetas en vez de efectivo, sostiene Castañeda.

Además, el ingreso de grandes cadenas de comercio más ágiles y digitales puede significar una amenaza para estos negocios pequeños si no se modernizan, advirtió.

Escrito por Elizabeth García Andía,
elizabeth.garcia@diariogestion.com.pe