Mi primera tarjeta de crédito: ¿Cómo usarla adecuadamente?

Algunos tips: no se endeude por más de lo que puede pagar, no tenga más de dos tarjetas si recién comienza y evite pagar la cuota mínima para no hacer eterna su deuda.

Por: Redacción Gestión

Uno de los primeros productos financieros al que acceden los jóvenes es la tarjeta de crédito, ya sea que un banco o una empresa de retail ofrezca este producto a los que recién se insertan en el mundo laboral.

Muchos de estos novatos sujetos de crédito aceptan no solo uno sino dos o tres de estos plásticos pues amplían sus posibilidades de consumo. El problema surge no porque se acepte más de una tarjeta sino por el uso desmedido y exagerado de esta alternativa de pago.

El gerente general de la central de riesgo Círculo de Crédito, Alfonso Higueras, da algunas recomendaciones para que lo nuevos clientes del sistema financiero puedan manejar de forma adecuada su tarjeta de crédito.

Pago mínimo Hay que ser consciente de cuánto cuestan los créditos. Muchas veces las personas, sobre todo los jóvenes, ven la cuota que están pagando, pero no cuánto cuesta el financiamiento.

El típico problema es pagar el mínimo de la tarjeta de crédito. Hacerlo, significa que se pagará ese monto por meses e incluso años y a tasas de interés realmente altas. El joven tiene que ser consciente de lo que significa pagar el mínimo.

No use su tarjeta para financiarse a largo plazo Utilice cada producto financiero para lo que realmente fue creado. Una tarjeta de crédito es una herramienta de financiamiento de muy corto o corto plazo, de 30, 60 o hasta 90 días. Si la usa para financiarse a 24 o 36 meses, tendrá que pagar muchos intereses.

Si necesita un financiamiento específico para una compra mayor, lo mejor es acercarse y pedir un préstamo personal, a cuotas fijas y a un plazo fijo para adquirir ese bien. Evite utilizar una tarjeta de crédito para financiarse a largo plazo pues esto, sumado a que paga la cuota mínima, lo sumerge en una burbuja de endeudamiento de la que nunca podría salir.

Endéudese solo por lo que va a poder pagar Parece lógico, pero muchas personas olvidan esta regla simple: hay que gastar y endeudarse por lo que uno puede pagar.

La cuota de pago de créditos no debe ser mayor al 30% de sus ingresos. Si usted gana S/1,000 netos al mes, no debería pagar más de S/300 en créditos, porque el resto lo necesita para vivir.

Ahora, si los S/300 corresponden al pago mínimo de su tarjeta de crédito, está en un problema. Los S/300 no pueden usarse para pagar una deuda eterna, que es en lo que se convierte el pago mínimo de la tarjeta de crédito.

Solo tenga una tarjeta Un joven o una persona que recién empieza solo debería tener una tarjeta. Evidentemente va a recibir ofertas para tener dos, tres o cuatro plásticos. Ahí hay una responsabilidad mayor del consumidor, pero compartida con la institución financiera.

Tiene que saber que otra tarjeta significa, si la gasta sobre todo, otra obligación de pago que puede duplicar sus deudas. Aquel que quiere tener otra tarjeta porque poseer más de un medio de pago es importante, debe tratar de que el plástico adicional sea para pago al contado.