Si usa banca por Internet, tenga presentes sus posibles costos

Una misma transacción puede tener un precio en la web de un banco, y ser gratuita en la página de otra entidad.

En Banca por Internet, se puede realizar el pago de múltiples servicios como luz, agua y teléfono.

Por:

El uso de la banca por Internet, si bien no es la manera más frecuente de usar servicios financieros, tiene cada vez más usuarios. No obstante, beneficios como las transferencias de dinero y pago de servicios en tiempo real son muy atractivos, sobre todo por sus bajas —y, en algunos casos, inexistentes— comisiones. Sin embargo, es importante no perder de vista que estos servicios, aunque tengan bajos costos en algunos rubros, en otros conllevan precios que podrían resultar en una mala sorpresa para el cuentahabiente.

De ahí la importancia de comparar adecuadamente entre este tipo de servicios, pero ¿por dónde comenzar?

En primera instancia hay que considerar que existen cuatro principales costos que requieren las entidades financieras por sus servicios en la web: uso de banca por Internet, transferencias de efectivo (en las cuales se hace un cobro por transferencias el mismo día, y otro por envíos al día siguiente) y por la adquisición o reposición del dispositivo de seguridad requerido para utilizar la banca por Internet en algunos casos (también conocido como token).

Al respecto, Mario Di Costanzo Armenta, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), refirió que si bien el servicio de banca móvil es el que en la mayoría de las veces tiene los menores costos asociados —dada la intención de la banca de promover el uso de la banca remota—, en otros rubros hay una gran diferencia en los costos.

“Por ejemplo, hay bancos donde los costos más comunes son por el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI); cada usuario tiene asociado un cierto número de SPEI al mes, frecuentemente cinco. A partir del sexto SPEI ya se empieza a generar un costo, que va de cinco a 10 pesos transferencia”, explicó.

Es importante tener estos costos en cuenta dado que las transferencias son el segundo servicio que más usan los usuarios de banca por Internet (51.2%, para ser exactos), sólo por detrás de la consulta de saldos (85.2% de los usuarios).

Aunque los costos de transferencias y comisiones por el servicio de banca por Internet pueden variar, lo cierto es que se tratan de montos relativamente bajos si se comparan con los precios de los dispositivos de seguridad para acceder a la banca online.

Estas llaves, también llamadas tokens, permiten al usuario generar un código cada que se entra a la banca en línea, y al ser un dispositivo físico, tiene un costo que varía de manera importante.

Cuidado ante fraudes
Más allá de los costos, el presidente de la Condusef indicó que, en banca remota, el mayor problema son los fraudes, tanto de retiros no reconocidos y cargos hasta transferencias.

“El peor problema de la banca por Internet son los hackeos, phishing, etcétera. La forma ha cambiado; lo que hacen los delincuentes es usurpar la identidad del banco para robarle los datos al usuario”, agregó.

Por ello es importante revisar sus estados de cuenta y, ante la sospecha de un cargo desconocido, comunicarse con su banco.

Tome en cuenta que en los cobros no reconocidos de comisiones hay un porcentaje de resolución favorable de 70%; es decir, siete de cada 10 usuarios tienen una solución positiva. Sin embargo, el problema es que no se inicia la denuncia.

“La mayoría de los usuarios que reclama tiene la razón, pero la pregunta es ¿y los que no reclamaron?”.

Además, es clave revisar los contratos del servicio de banca por Internet y solicitar el anexo de las comisiones del contrato a su entidad financiera.

Diario El Economista de México 
Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)