La salud financiera de los clubes europeos nunca fue tan buena, según UEFA

En 2016 las pérdidas globales de los clubes europeos alcanzaron los 300 millones de euros y 500 millones en 2015.

El Paris Saint-Germain se encuentra en la mira del fair-play financiero. (Foto: AFP)

Por: Agencia AFP

La salud financiera de los clubes europeos nunca fue tan buena, reveló un estudio de la UEFA publicado este domingo y que muestra también que, por primera vez, el balance de los grandes clubes europeos arroja beneficios.

Hecho inédito, los clubes europeos cerraron el ejercicio de 2017 con un beneficio global de 600 millones de euros, cuando las pérdidas alcanzaron los 1,700 millones de euros en 2011, año de la introducción del 'fair-play financiero' (FPF), según un estudio de la UEFA que la AFP pudo consultar con detalle.

En 2016 las pérdidas globales de los clubes europeos alcanzaron los 300 millones de euros y fueron de 500 millones en 2015.

Estas cifras aparecen en una recopilación de los resultados financieros de los 718 clubes europeos de los campeonatos de primera división de las 54 federaciones de la UEFA.

Para el presidente del organismo europeo, Alexander Ceferin, estas cifras "demuestran claramente que el 'fair-play financiero' funciona".

El FPF tiene como misión que los clubes que participan en competiciones continentales ( Champions League o Europa League) no gasten más de lo que ingresan, no pudiendo sobrepasar los 30 millones de euros de déficit acumulado en periodos de tres años.

En el caso de incumplir esta regla, la UEFA puede sancionar a los clubes, desde una simple amonestación a la exclusión de las competiciones europeas o la imposibilidad de fichar nuevos jugadores.

Varios clubes están actualmente en el punto de mira de la UEFA por incumplir supuestamente el FPF, especialmente PSG y AC Milan.

El estudio revela igualmente que por primera vez los ingresos de los clubes sobrepasaron la barrera de los 20,000 millones de euros, alcanzando los 20,100 millones en 2017, 1,600 más que un año antes.

Estos ingresos se han multiplicado por siete en los últimos 20 años, gracias sobre todo al aumento de los derechos televisivos.