Rusia busca revertir la maldición del consumo en Copas del Mundo

Los países que organizan el evento deportivo más visto del mundo tienen un pobre historial cuando se trata de beneficios económicos fuera del campo.

Rusia

Por: Agencia Bloomberg

La multitud local que aplaudió el avance de Rusia hasta los cuartos de final de la Copa Mundial de fútbol puede haber estado demasiado preocupada como para dedicarse a las compras.

Los países que organizan el evento deportivo más visto del mundo tienen un pobre historial cuando se trata de beneficios económicos fuera del campo. En las tres Copas del Mundo anteriores, Sudáfrica, la única nación anfitriona cuyo equipo no avanzó desde la fase de grupos, fue la única en disfrutar de un aumento en la demanda de los consumidores en 2010.

Rusia probablemente no pudo romper el hechizo, especialmente después de que un plan del gobierno para aumentar el impuesto a las ventas se dio a conocer horas antes del juego inaugural.

Al igual que Brasil hace cuatro años, los juegos casi nocturnos mantuvieron a los compradores distraídos durante un mes y en parte compensaron el gasto de los hinchas. El índice de compras de Watcom para Moscú, que encuestó la actividad en 150 centros comerciales, tuvo la peor lectura para junio y principios de julio desde 2015.

El consumo representa poco más de la mitad de la economía, y algunos minoristas se beneficiaron de los miles de visitantes atraídos por las 11 ciudades que albergaron los juegos en toda Rusia. Los minoristas Magnit PJSC y M.Video PJSC informaron mejores ventas gracias a la demanda de bebidas, comida y televisores.

Aún así, se pronostica que los datos del miércoles no mostrarán un aumento en las ventas minoristas de junio, y que el crecimiento se mantendrá en torno al promedio registrado este año.

El declive en el índice de compras de Watcom se debe a que "durante el campeonato, la gente acudía en gran parte al centro, lo que impulsó el comercio minorista callejero", dijo Roman Skorokhodov, presidente de la consultora minorista de Moscú que realiza la encuesta. "Los centros comerciales que hicieron los preparativos y proporcionaron zonas de aficionados fueron la excepción".