Mercedes-Benz EQ Vision Silver Arrow: una Flecha de Plata eléctrica para el siglo XXI

El Mercedes-Benz EQ Vision Silver Arrow es un monoplaza inspirado en el W125 de los años 30.

Mercedes-Benz EQ Vision Silver Arrow

Por: Redacción Gestión

Las Flechas de Plata marcaron buena parte de la historia de Mercedes-Benz en el siglo XX, pero la marca alemana no quiere renunciar a su símbolo en el XXI. Por eso, la compañía ha presentado el EQ Vision Silver Arrow, un concepto que traslada al futuro la leyenda de su pasado.

El Mercedes-Benz EQ Vision Silver Arrow es un monoplaza inspirado en el W125 de los años 30 (que hasta 2017 ostentó el récord de velocidad en vías públicas con 432,7 km/h), tanto en sus aerodinámicas formas como en su decoración, en color plata. De ahí sus peculiares dimensiones: 5.30 metros de largo por apenas uno de ancho. Una cuchilla para cortar el aire. 

Esa dualidad de tradición y tecnología se ve aún mejor en el interior, donde se combinan materiales 'eternos' como el cuero, el aluminio o la madera, con una instrumentación de nave espacial, con pantallas curvas o un llamativo volante con un panel táctil incorporado.

Para acceder a él hay que abrir hacia delante una cúpula acristalada y en el puesto de conducción monoplaza vemos tecnología actual, como la bufanda de aire Airscarf integrada en los asientos, y otra más futurista como la pantalla panorámica delantera en la que mediante técnicas de realidad virtual se puede plasmar un circuito e incluso coches rivales con los que competir como si de una consola de videojuegos se tratase. 

Como todo Mercedes con las siglas EQ, su tren de rodaje es eléctrico. El EQ Vision Silver Arrow acude a unas baterías de 80 kWh para alimentar a un motor de 750 caballos de potencia y que proporcionan un alcance superior a los 400 kilómetros por recarga.