Ferrán Adriá: “Para hacer algo diferente, no puedes llevar una vida normal”

El chef oficia en una nave industrial, donde trabaja con un equipo multidisciplinar.

Ferrán Adriá: “Para hacer algo diferente, no puedes llevar una vida normal”

Por: Redacción Gestión

Durante años, compatibilizó doble despacho: su cocina en elBulli, en Cala Montjoi (Girona), y su taller de creatividad del Barrio Gótico de Barcelona. Desde la pasada primavera, su oficina es una antigua fábrica textil de 1,800 metros cuadrados. Ferran Adrià (Hospitalet de Llobregat, Barcelona, 1962) tiene nuevo oficio: crear una fundación en torno a la creatividad. "Cuando estoy en Barcelona, estoy full time aquí. Si no, estoy de viaje", dice uno de los chefs más influyentes de la cocina contemporánea.

Bautizado primero como BullipediaLab, cuando esta gran enciclopedia era su prioridad, cambió a una vocación más amplia como laboratorio de ideas para incubar elBullifoundation, fundación (con Telefónica como socio tecnológico) en la que se está reconvirtiendo elBulli, cerrado como restaurante en 2011. "Este lugar es el primer proyecto físico", aclara Adrià. En unos meses, habrá segunda sede: elBulli 1846, en Cala Montjoi. "A diez años vista, la fundación supone una inversión de 15 a 20 millones de euros. Es sostenible económicamente", asegura.

Sin salas de reuniones ElBulliLab nutre de contenido al proyecto. Lleno de paneles con papeles, es diáfano, carece de salas de reuniones y multiplica su equipo: de los entre 35 y 40 personas actuales, se pasará a 70 en breve. Pertenecen a variopintas disciplinas: gestión cultural, artes plásticas, historiadores, artistas de performance, filólogos o cocineros. Analizan los procesos creativos, clasifican productos, investigan, trabajan para "decodificar la restauración occidental" y cumplen una máxima colgada en un panel: "Para volver a crear, queremos comprender". Adrià añade: "Para hacer cosas diferentes, no puedes llevar una vida normal".

Cada profesional produce de ocho a diez páginas diarias. "Nos dan otra visión. Aquí funciona un modelo Bulli, basado en eficiencia y orden, con una reunión diaria". Siempre se usa lápiz "para poder equivocarnos". Adrià se apoya en un equipo de dirección: Eugeni de Diego (Contenidos); David López Gamero (Tecnología); Rita Soler (Recursos Humanos), hija de Juli Soler (socio de Adrià); Ernest Laporte (Finanzas); o Luis García (Proyectos). "La idea es quedarnos en elBulliLab y ganar metros", dice.

Sobre el calendario de elBullifoundation, ha habido retrasos y cambio de prioridades. "He tenido la suerte de equivocarme dos veces. A la tercera, va la vencida", confiesa Adrià.

Vestido con playeras y sudadera negra, anuncia: "Somos como una start up".

Diario Expansión de España Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)