Sergio Franca: “Una maratón es como la vida empresarial: Necesitas planeación, dedicación y ejecución”

Sergio Franca fue el encargado de traer la marca Mary Kay al Perú. El CEO de la firma de productos de belleza y cuidado personal valora en sus colaboradores la transparencia, la experiencia y el conocimiento.

Rutas. A Sergio Franca correr también le da la posibilidad de viajar. Ha hecho maratones en Berlín, Chicago, Orlando y Nueva York.

Por: Redacción Gestión

André Agurto
luis.agurto@diariogestion.com.pe 

Llegó a Lima en setiembre del 2016, un año antes de la inauguración oficial de la primera tienda de Mary Kay en el Perú. Sergio Franca, en ese entonces flamante gerente general de la sede en nuestro país, tenía la misión de sentar las bases del negocio de productos de cuidado y belleza personal. “No había nada ni nadie. Empezamos de cero”, recuerda hoy, dos años después, desde su oficina de Miraflores. “Fui el encargado de entrevistar a los gerentes. Para diciembre, éramos cinco personas en la empresa en nuestra cena de Navidad”, se ríe.

¿Qué buscaba en ese entonces y qué espera hoy de sus colaboradores directos?
Busco personas que, además de contar con conocimientos y experiencia en sus respectivas áreas, sean transparentes, que sepan escuchar y que compartan opiniones.

A un año del lanzamiento de la marca en Perú, ¿cuántas personas conforman su equipo?
Ahora somos 40, pero pensamos en crecer más. Por lo menos a 50 personas en el próximo año.

¿Cómo comenzó en este sector?
Empecé en otra empresa de ventas a los 18 años, como practicante. Para ascender he pasado por todas las áreas de finanzas: contabilidad, planeación, tesorería e impuestos.

¿Desde cuándo trabaja en el rubro de cuidado y belleza?
Llevo más de 30 años en el sector. He trabajado en varios países de América Latina. Desde los 18 años trabajé en ventas directas, así que conozco bastante este sector.

¿Cómo llegó a Mary Kay?
Comencé en junio del 2011, en Brasil. Empecé como director de finanzas y luego ascendí a vicepresidente de finanzas, sistemas y jurídico. Estuve en ese cargo hasta que vine al Perú.

¿Qué tan difícil fue aprender lo que sabe sobre este rubro?
No ha sido tan difícil porque he crecido en este sector. He estudiado, he buscado información, pero principalmente he aprendido de las personas. He tenido buenos líderes que me han enseñado cómo trabajar en equipo.

¿Y usted cómo se considera como líder?
Soy un líder de puertas abiertas y que busca credibilidad. Sin credibilidad no se puede lograr nada. Busco escuchar a todos y tomar decisiones compartidas. De esa manera, el equipo se siente involucrado. Todos tenemos que ser parte de la discusión y de la construcción de la empresa.

¿Qué actividades realiza para quitarse el estrés laboral?
Despierto a las 5 a.m. y salgo a correr por el malecón casi a diario. Ayuda a despejar la cabeza. También corro una maratón por año.

¿En qué se parecen correr una maratón y su cargo actual?
Creo que para participar de una maraton necesitas planificar muy bien. Es una carrera larga que demanda mucha energía. En ese sentido, la maratón es como la vida empresarial: necesitas planeación, dedicación y ejecución.

¿Cuál ha sido su mejor tiempo?
La primera maratón la corrí en 3 horas con 58 minutos. La última la hice en 3 horas y 38 minutos. He mejorado un poquito. Pero ahora también tengo el sueño de hacer un triatlón.

Aparte de los deportes, ¿qué otras actividades disfruta?
Me gusta viajar con la familia. Cada seis o siete meses tomo una semana de vacaciones para recargar energías. Cuando mi hija de 12 años, que vive en Brasil, sale de vacaciones, aprovechamos en viajar.