Dueño de reliquias del Titanic lanza la mayor venta hasta ahora

Entre los objetos se encuentra la campana del puesto de vigía que se tocó para advertir que se avistaba un iceberg por delante, rejas de las ventanas del comedor de primera clase y el anillo de tres diamantes de un pasajero.

Titanic

Por: Agencia Bloomberg

La trágica historia del trasatlántico de lujo R.M.S. Titanic resultó tan atractiva que los buceadores buscaron los restos del barco por siete décadas después de que se hundiera en el fondo del Océano Atlántico. Cuando fueron encontrados en 1985, el revuelo sobre las reliquias recuperadas dio paso a exhibiciones en todo el mundo y una exitosa película.

Pero la compañía que posee los derechos sobre el barco y 5,500 artefactos se ha visto sumida en deudas, y puso el futuro de su colección en manos de un tribunal de quiebras. El jueves, un juez evaluó los planes para subastar el mayor tesoro de objetos del Titanic, que ya está atrayendo el interés de fondos de cobertura de Estados Unidos, inversores chinos, museos británicos y el galardonado director James Cameron.

Entre los objetos se encuentra la campana del puesto de vigía que se tocó para advertir que se avistaba un iceberg por delante; rejas de las ventanas del comedor de primera clase; el anillo de tres diamantes de un pasajero y una maleta llena de ropa propiedad de William Henry Allen, un fabricante de herramientas inglés que emigraba a América.

El Titanic, que una vez fue el mayor transatlántico jamás construido, se hundió casi dos millas bajo el mar en su primer viaje en 1912 y murieron más de 1,500 de sus 2,200 pasajeros.

“Es triste ver a ese gran barco lleno de sueños y sus piezas rebotando como un niño huérfano", dijo David Gallo, un oceanógrafo y ex jefe de proyectos especiales en la Institución Oceanográfica Woods Hole, quien codirigió una expedición al naufragio en el 2010.

Propietario de los artefactos
Al menos tres grupos están compitiendo por los artefactos del propietario actual, Premier Exhibitions Inc. Es el sucesor de una compañía que una vez fue propiedad de un acaudalado concesionario de automóviles de Connecticut, que financió una exhibición francesa que recuperó artefactos del Titanic por primera vez en 1987.

El naufragio fue descubierto dos años antes por el oceanógrafo Robert Ballard, quien se negó a retirar nada del sitio, que se encuentra a 12,000 pies (3,700 metros) bajo el mar.

Premier, con sede en Atlanta, organiza exhibiciones del Titanic en todo el mundo, entre ellos en el hotel Queen Mary en Long Beach, California, el Hotel Luxor en Las Vegas y el Museo Guangdong en China. En los últimos años, el negocio se expandió para incluir exhibiciones como dinosaurios animatrónicos, cadáveres humanos e insectos, junto con decorados y accesorios del programa de televisión Saturday Night Live.

Pero la expansión dejó a la compañía con más deuda de la que podía manejar. Hace cuatro años, Premier intentó recaudar fondos vendiendo artículos del Titanic y derechos de recuperación futura del sitio submarino. Avaluó todos los activos en US$ 189 millones, pero el plan fracasó luego que no se encontrara a nadie dispuesto a pagar tanto, porque los convenios legales exigían que la colección se mantuviera intacta.

Demasiado costoso
"En ese momento, recibimos muchas consultas de personas que esperaban adquirir una o varias cosas, pero no era posible", dijo en una entrevista Arlan Ettinger, presidente de la casa de subastas de Guernsey. La compra de los artículos también obligaba al propietario a proteger el sitio del naufragio, lo que resultó ser "demasiado para que un comprador lo aceptara", dijo.

Premier se declaró en bancarrota en el 2016 y el jueves un juez revisó los posibles planes para subasta en una audiencia en Jacksonville, Florida.

Un grupo de accionistas minoritarios quiere que los artefactos sean vendidos al mejor postor, ya sea grupal o individualmente, para generar US$ 10 millones que cubran su parte y dejen abundantes fondos para compensar a los inversionistas mayoritarios. Un juez federal en Norfolk, Virginia, supervisa las actividades de rescate del sitio del naufragio y debe aprobar cualquier venta.

Se buscan compradores
Hay indicios de que los aficionados al Titanic estarían ansiosos de poseer artículos individuales. A lo largo de los años, se han vendido algunos artefactos recuperados por sobrevivientes y no formaban parte de la colección de Premier.

En lugar de vender artículos por separado, el máximo ejecutivo de Premier y el mayor accionista, Daoping Bao, ha propuesto un plan respaldado por un grupo de fondos de inversión y empresarios chinos que han comprado US$2 millones de la deuda de la compañía.

Entre los patrocinadores de Bao se encuentran PacBridge Capital Partners Ltd., con sede en Hong Kong, y Apollo Global Management, con sede en EE.UU. Premier también contrató a Gallo, el oceanógrafo, como consultor.

El grupo de Bao se comprometió a mantener la colección intacta y bajo la jurisdicción de los tribunales de EE.UU., al tiempo que planea aumentar las expediciones científicas y turísticas al lugar del naufragio.

Titanic en Branson
Paul Burns, vicepresidente y curador de los museos temáticos del Titanic en Branson, Missouri, y Pigeon Forge, Tennessee, dijo en una entrevista el jueves en Jacksonville que su organización había tratado de adquirir los artículos de Premier por US$ 10 millones el año pasado, pero que su oferta había sido rechazada.

"Nos gustaría comprarlo para que podamos mostrarlo en EE.UU.", dijo Burns, y agregó que una oferta exitosa de Bao podría plantear preguntas sobre la propiedad extranjera y una revisión por parte del gobierno de EE.UU.

Giovanni Wong, socio gerente de PacBridge, se negó a hacer comentarios fuera del tribunal de quiebras de Jacksonville.

Aumento de ofertas
En la audiencia, el grupo de Bao elevó su oferta para los activos de US$ 17.5 millones a US$ 19.5 millones y dijo que haría un depósito en efectivo. Eso supera una oferta de US$ 19.2 millones de un tercer grupo, que incluye algunos museos británicos financiados por Cameron, el cineasta cuya historia de amor y tragedia de 1997 "Titanic" recaudó más de US$ 2,000 millones en ventas de taquilla.

La National Geographic Society, con sede en Washington, prometió US$ 500,000 para ayudar a financiar la oferta del museo.

El Titanic salió de un astillero en Belfast el 31 de mayo de 1911, antes de zarpar en su primer viaje a EE.UU. casi un año después. El plan sería mantener la colección en exhibiciones en el Museo Marítimo Nacional de Irlanda, en Belfast, los Museos y Galerías Nacionales de Irlanda del Norte y el Museo Marítimo Nacional en Londres.

"Si yo fuera el juez, diría que el curador lógico de esto es Gran Bretaña", dijo Ballard, el oceanógrafo de Rhode Island que identificó por primera vez la posición del Titanic en 1985 como parte de una misión militar ultrasecreta.

"Estas reliquias pertenecen a su hogar en Belfast y en Greenwich, en manos de una organización que pueda garantizar que estos artefactos estarán disponibles para siempre", dijo en una entrevista. "Pueden preservar las Joyas de la Corona de Inglaterra. Pueden preservar el Titanic”.