Control aéreo remoto y digital

Una pequeña torre de control digital en Suecia gestiona rutas de vuelo a aeropuertos a cientos de kilómetros.

Control aéreo remoto y digital

Por: Redacción Gestión

El aeropuerto de la City de Londres es el más céntrico de la capital británica, pero su torre de control queda mucho más lejos que la de cualquier otra terminal aérea que sirve a la ciudad.

En Swanwick, un pueblo situado en el sur de Inglaterra —a 120 kilómetros de distancia del aeropuerto— el Centro de Control de Tráfico Aéreo Nacional de Reino Unido (NATS, por su sigla en inglés) está construyendo una torre "virtual" que espera tener operativa en 2019.

Se tratará del primer sistema remoto que adoptará el país europeo en sus aeropuertos.

Y espera sentar precedentes.

Los controladores observarán el tráfico aéreo a través de una pantallas conectadas a 14 cámaras de alta definición y sensores que les proporcionarán una vista en 360 grados de las instalaciones.

La información se enviará en tiempo real a través de una red de datos al centro de Swanwick.

Esta "solución digital" forma parte de una inversión multimillonaria en tecnología que haga posible ampliar el espacio del aeropuerto que ha costado más de US$670 millones, le cuenta a BBC Mundo un vocero de London City Airport, la compañía que gestiona el aeródromo.

"La construcción de la torre se espera que esté finalizada para finales de este año. Después, seguirán al menos 12 meses de rigurosas pruebas en las que el sistema digital operará de manera paralela a la torre que controla actualmente el tráfico aéreo", dice el especialista.

"Revolución tecnológica"

Los datos se enviarán "de forma segura y superrápida mediante conexiones de fibra", explican fuentes del departamento de comunicación de NATS.

El organismo asegura que esa torre "virtual" tendrá "beneficios significativos para el aeropuerto".

El nuevo sistema digital, desarrollado por la compañía sueca Saab Digital Air Traffic Solutions, reemplazará eventualmente a la torre actual, que acaba de cumplir 30 años. De acuerdo con NATS, "marca el comienzo de una revolución tecnológica en la gestión del tráfico aéreo en Reino Unido".

Las 14 cámaras se situarán en lo alto de la torre y contarán con Pan-tilt-zoom (PTZ), un sistema que permiten al usuario controlar el movimiento y la posición de las lentes de la cámara desde situaciones remotas en horizontal y vertical usando un navegador web o una aplicación de software.

Expertos de NATS aseguran que esas herramientas portan mayor nivel de detalle que el ojo humano, modernizando y mejorando las operaciones de tráfico aéreo.

Las imágenes serán enviadas de manera independiente a la base de Swanwick.

Desde allí, los controladores aéreos llevarán a cabo sus funciones operativas usando imágenes panorámicas, archivos sonoros y lecturas de radar de los cielos de Londres para poder dar instrucciones a los pilotos.

"El nuevo y pionero sistema de control de tráfico aéreo fortalecerá la seguridad y mejorará la resistencia, sentando un nuevo estándar en la industria global de la aviación", aseguró Declan Collier, director ejecutivo de London City Airport.

Collier dice que el nuevo sistema es una tecnología "vanguardista". Por otra parte, Mike Stoller, director de aeropuertos en NATS, sostiene que "las torres digitales van a transformar la manera en que se proporcionan los servicios de tráfico aéreo de los aeropuertos aportando seguridad real y ventajas operativas y de eficiencia".

Pero hay algunos temas que preocupan a los controladores aéreos, como la posibilidad de ciberataques, algo que, según el organismo, no está justificado.

"Los controladores podrán usar una variedad de herramientas como zoom de alta definición y mejoras visuales para proporcionar vistas detalladas de la actividad en el aeropuerto, incluyendo primeros planos de movimientos de pilotos, además de cámaras con zoom vertical y horizontal capaces de ampliar hasta 30 veces", aseguran desde NATS.

Además, los especialistas dicen que el sistema permitirá construir una imagen del aeródromo en tiempo real en realidad aumentada. Así, los usuarios podrán superponer datos con información sobre el tiempo o sobre los radares y otras señales.

Más allá de Londres

El aeropuerto de la City será el primero de Reino Unido en probar esta tecnología. Pero ya existe en Suecia.

De hecho, el país escandinavo fue el primero en el mundo en aplicar el llamado "Sistema de Torre Remota", que se probó y se usa en los aeropuertos de Örnsköldsvik y Sundsvall.

La terminal aérea de Örnsköldsvik funciona con esta tecnología pionera desde abril de 2015. El centro que recibe las imágenes está situado a 150 kilómetros.

Noruega también quiere implementar un sistema parecido para controlar de manera remota el tráfico de 15 de sus aeropuertos (y, potencialmente, hasta 32). Es un programa aún más ambicioso que los de Suecia y Reino Unido porque es el más grande de todos los que existen hoy día.

En ese caso, el tráfico se controlará desde un lugar todavía más remoto: el aeropuerto de Bodo, un pueblo pesquero al norte de la línea del Círculo Polar Ártico.

Se espera que el sistema esté completo hacia 2020.