Buena combinación: la sociedad de marcas y diseñadores patrios

En muchos países, esta unión parece haber llevado al éxito de la industria y los creativos. En el Perú, esta tendencia ya está ingresando cada vez con más fuerza.

Buena combinación: la sociedad de marcas y diseñadores patrios

Por: Redacción Gestión

Se dice que dos son mejores que uno, pero en el cambiante y exigente mundo de la moda esto parece ser más que un dicho.

Al igual que en el mundo, en donde la asociación entre marcas y diseñadores se hace más que evidente, en el Perú muchas compañías ahora les dan espacio a los diseñadores locales.

Ese es el caso de Sitka Semsch, con su colección cápsula para Mentha & Chocolate; el diseñador José Clemente, quien ya trabajaba como director creativo de la marca John Holden; José Miguel Valdivia, quien preparó una colección de la mano de Textiles San Jacinto, entre otros.

Sin embargo, lograr un acuerdo que beneficie a ambos no es tarea fácil.En opinión de la diseñadora Gleny Castro, este matrimonio es favorable siempre y cuando existan factores comunes en ambas partes, como el mismo público objetivo, estrategia comercial, concepto o estilo.

Beneficios Para Semsch, existen diversos beneficios que también se trasladan al consumidor final, puesto que se incrementan las oportunidades y apertura a un público más amplio. Hay mucha gente que le gusta el estilo de un diseñador pero simplemente no es accesible por precio.

Explica que al diseñar una línea más amplia es posible optimizar los costos, logrando así que sea más accesible en precios.

Valdivia comenta que hay que diferenciar entre contratar a un diseñador para hacer las colecciones y hacer algún acuerdo para una colección o temporada puntual. Mi opinión es que lo más ventajosa para ambas partes siempre será un contrato de largo plazo del cual puedan salir ganando ambas. En la que el diseñador haga gala de su talento y la marca aproveche la formación y desarrollo de un estilo distintivo y especial.

Sostiene que el beneficio no es necesariamente económico y que "a veces la ventaja es de notoriedad, que aumenta el valor del diseñador o el valor de la marca en el mercado".

En contra Según Valdivia, si la visión de la relación entre una marca y un diseñador es de corto plazo, no tendría ningún beneficio para los involucrados.Por su parte, Gleny sostiene que uno de los puntos en contra se daría si es que alguna de las partes pierde su identidad.

"Positivo porque le da más fuerza a la marca y le genera una variante, pero es necesario tener las reglas claras de la negociación y es importante que, a pesar de la fusión de las partes, ninguna pierda su identidad".

Para David Merz , jefe de ventas de Textiles San Jacinto, existe un distanciamiento entre el diseño y los textileros y se requiere de muchas aristas para mejorar los procesos.

"Existen en cada temporada más colecciones que permiten satisfacer a los clientes. El mundo exige variedad en tiempo y forma, la oportunidad es realmente muy grande para este rubro de moda".

Otrosí digoUniones, el pan de cada día Lejos de aquí. A nivel mundial, las alianzas son el pan del día a día. Por ejemplo, H&M ( Karl Lagerfeld, Versace, Alexander Wang, Lanvin) para Target (Missoni, Proenza Schouler, Rodarte, Zack Posen, Isaac Mizrahi), la moto Vespa (Armani), con Adidas (Jeremy Scott) para GAP (Stella McCartney).