Viajes compartidos frenarían congestión de autos sin conductor

Esta es una de las conclusiones del nuevo libro de Dan Sperling, miembro de la Junta de Recursos del Aire de California, que insta a encontrar maneras de incentivar el uso compartido de vehículos y a hacerlo rápidamente.

viajes compartidos

Por: Agencia Bloomberg

Los vehículos de conducción autónoma que transportan pasajeros uno por uno no ayudarán a frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que los encargados de políticas tienen que hacer más para fomentar los viajes compartidos, lo que incluye tomar medidas drásticas como negarse a construir estacionamientos.

Esa es una de las conclusiones del nuevo libro de Dan Sperling, miembro de la Junta de Recursos del Aire de California, que insta a encontrar maneras de incentivar el uso compartido de vehículos y a hacerlo rápidamente.

Llenar autos, autobuses y trenes con la mayor cantidad de personas posible ayudará a evitar que las calles de la ciudad se congestionen con vehículos autoconducidos propiedad de adinerados que dan interminables vueltas en busca de estacionamiento, dice.

"Es la estrategia e innovación más importante a futuro para el transporte de pasajeros", escribió Sperling, quien también es profesor de transporte de la Universidad de California Davis, en su nuevo libro "Three Revolutions" (Tres Revoluciones).

Medidas como la prohibición de nuevos estacionamientos pueden sonar extremas. Pero también lo es la posible distopía estadounidense que describe Sperling, donde los vehículos eléctricos y de conducción autónoma transportan a un solo pasajero por más de un tercio de todos los viajes, lo que coincide con la frecuencia con la que los conductores viajan solos ahora.

Si ese es el caso, los conductores más ricos dominarán las calles, mientras que los viajeros de menos ingresos se quedarán atrapados con autos antiguos que consumen grandes cantidades de combustible y colapsan el transporte masivo, advierte.

Los viajes compartidos ya están cobrando fuerza en San Francisco, donde en 2016, la mitad de todos los pasajeros de Uber Technologies Inc. y Lyft Inc. optaron por detenerse y recoger extraños a cambio de una reducción del 50% en el precio.

Los gobiernos deberían incentivar más conductas de este tipo, dice Sperling, al otorgar descuentos en peajes e impuestos a los autos con múltiples ocupantes, además de acceso especial a autopistas y a puntos para dejar pasajeros en aeropuertos.