Principales formas de financiar una startup

Según el Estudio Muñiz, a diferencia de un préstamo bancario, el inversionista ángel puede ofrecer su experiencia, consejos e ideas para el desarrollo del negocio.

FOTO 9 | 9. Sé un diseñador gráfico. Para los individuos altamente creativos y visuales, el diseño gráfico puede ser una gran manera de hacer dinero extra. Los diseñadores gráficos trabajan con negocios e individuos para crear logos, páginas web, banners y publicidad, por decir algo. El trabajo requiere de entender tanto los principios de diseño como las herramientas para hacerlo (como Adobe Photoshop, Illustrator e InDesign). Luego, está el componente del cliente: Te tienes que comunicar con el cliente para entender qué es lo que quiere. Los diseñadores gráficos suelen trabajar para agencias de publicidad, editoriales, revistas, corporaciones, individuos y compañías de manufactura. Como diseñador gráfico no necesariamente necesitas tener un título o certificado, a menos que estés intentando trabajar en una agencia creativa y te lo pidan. Sin embargo, si quieres ser freelance o trabajar para una compañía pequeña, tu trabajo es tu carta de presentación. Necesitas un portafolio sólido más que un título. Y puedes construir tu portafolio haciendo pequeños trabajos como freelance. El diseñador gráfico promedio gana, en Estados Unidos, $48,256 dólares anuales y puedes encontrar trabajos buscando en FlexJobs, Glassdoor, Monster, ZipRecruiter, CareerBuilder e Indeed. (Foto: Getty)

Por: Redacción Gestión

Ricardo de la Piedra Calle
Asociado Senior del Área de M&A del Estudio Muñiz

Imaginemos que tenemos una idea de negocio y que, tras mucho esfuerzo, logramos que esta finalmente tenga aceptación en el mercado objetivo. Necesitamos funding para llevar a cabo el emprendimiento y estamos agotados de practicar el famoso elevator pitch una y otra vez, para nunca cruzarnos con alguna persona interesada en la idea. Las formas de financiar el negocio es uno de los principales problemas que afrontan los emprendedores al tratar de inyectar capital a sus startups.

Dependiendo del tipo y perfil del emprendedor, de la industria y del ratio de endeudamiento propuesto (y claramente en adición a los ahorros personales y préstamos de familiares/amigos cercanos), las principales formas que tiene una startup para financiar su desarrollo son las siguientes:

1. Préstamos regulares: Centrándonos en las 2 formas principales de préstamos, tenemos los créditos garantizados y no garantizados. Los préstamos garantizados proveen una mejor tasa de interés que los no garantizados. Muchas veces las startups no tienen bienes propios por lo que lo que usualmente los emprendedores dan en garantía sus propios bienes (ya sea a título de tercero o aportándolos a la sociedad) para acceder a estas tasas. En el caso de préstamos no garantizados, el estándar es que se solicite una garantía personal, lo cual puede ser bastante peligroso en caso el negocio no prospere, ya que el riesgo no es controlado.

2. Inversionistas ángeles: Se conoce como inversionistas ángeles a individuos con un alto patrimonio y que se encuentran en búsqueda de oportunidades de inversión. Con el paso del tiempo los inversionistas ángeles se han formalizado a través de redes, asociaciones y universidades, tanto a nivel local como internacional, por lo que se vuelve más fácil para los emprendedores presentarles sus ideas de negocio. Un punto importante es que, a diferencia de un préstamo bancario, el inversionista ángel puede ofrecer su experiencia, consejos e ideas para el desarrollo del negocio dado que, finalmente, tiene un interés real en que este prospere para tener retorno por su inversión.

A manera de ejemplo, en sus inicios, Uber obtuvo un monto considerable de financiamiento a través de inversionistas ángeles.

3. Venture Capital: En casos en que se está dispuesto a dar acciones en la startup, el financiamiento vía venture capital parece ser una excelente opción. A través de pitchs del negocio a estas firmas se puede obtener los fondos necesarios para el desarrollo de la empresa. ¿El beneficio? La sofisticación y soporte que le puede dar al negocio tener una firma de VC de respaldo. El aspecto negativo de este método (además de la distribución del accionariado con un tercero), es que las firmas de VC usualmente apuestan por negocios de crecimiento acelerado y con algo de estabilidad. Pocas veces apuestan por negocios recientemente constituidos precisamente por el tiempo que le dedicarán al crecimiento de la startup. Startups como Deliveroo y Monzo han optado por esta vía con éxito.

4. Crowdfunding: Una forma adicional es conocida como crowdfunding, sistema mediante el cual a través de una plataforma online se obtiene financiamiento colectivo para el desarrollo del proyecto. Si bien en el Perú este modelo todavía se encuentra en una etapa joven, en el extranjero plataformas como Kickstarter funcionan con mucho éxito. La forma es simple: Se publica y difunde un proyecto a través de la plataforma (con un monto-meta y plazo) y las personas que tienen interés en que se desarrolle aportan fondos.

Los relojes Pebble son un perfecto ejemplo. Con una meta de USD 100,000 recolectaron más de USD 10 millones de más de 60 mil inversionistas. Nada mal.

5. Iniciativas del Estado: Si bien no es una forma de financiamiento en sí, no queríamos dejar de mencionar la iniciativa del Ministerio de la Producción para apoyar los emprendimientos nacionales. A través de Start-up Perú , se llevan a cabo concursos y en algunos casos se otorgan líneas de financiamiento para startups e incubadoras.

En conclusión, pese a que obtener el financiamiento para la startup es una de las tareas más complejas para los emprendedores, existen muchas formas de hacerlo. Lo ideal es mantener la mente abierta para fuentes de financiamiento alternativas, y siempre teniendo en mente qué porcentaje del accionariado se está dispuesto a otorgar a cambio del capital y, en ciertos casos, de tener un socio estratégico en el negocio.