Blockchain, la tecnología que busca romper el desequilibrio del fraude

Esta tecnología es que se puede aplicar en cualquier actividad o sector económico.

FOTO 8 | Privacidad digital perfecta. Una nueva herramienta diseñada para la tecnología blockchain permite hacer transacciones digitales sin tener que revelar más información que la necesaria. Los informáticos están perfeccionando una herramienta criptográfica que permita hacer comprobaciones sin tener que revelar la información intercambiada. Si necesita introducir datos personales para hacer cualquier cosa en internet, ya puede hacerse sin arriesgar su privacidad ni exponerse al robo de identidad. La herramienta consiste en un nuevo protocolo criptográfico llamado prueba de conocimiento cero. Aunque los investigadores llevan décadas investigándolas, el interés se ha disparado en el último año, en parte debido a la creciente obsesión por las criptomonedas, la mayoría de las cuales no son privadas. Gran parte del mérito de la prueba de conocimiento cero recae en Zcash, una criptomoneda que apareció a finales de 2016.

Por: Redacción Gestión

Referirse a la tecnología como Blockchain significa atreverse a asumir diferentes paradigmas digitales. Se comprende como un registro de datos, los cuales cuentan con características particulares, tanto de seguridad como de incorruptibilidad y que son alternativas empresariales confiables para resguardar información. Desde su concepción, prevalece una arquitectura distribuida de alta disponibilidad que potencia requerimientos no funcionales y atributos de calidad para primar la escalabilidad, performance, seguridad e interoperabilidad de cada una de sus operaciones. Sencillo de operar y con grandes beneficios.

En este sentido, podemos describir al Blockchain como el nuevo internet seguro para empresas. Se comprime entre múltiples usuarios y solo puede modificarse si se llega a un consenso entre la mayoría de los participantes (51%). Existen copias de esa información en millones de computadoras en el mundo y cada uno de estos respaldos (backups) están protegidos por una llave criptográfica encriptada. Lo más interesante de esta tecnología es que se puede aplicar en cualquier actividad o sector económico con un objetivo claro o que busque beneficiarse de la descentralización de su información, ya sea a nivel macro como país o empresarial.

Según información que reveló recientemente la reconocida empresa multinacional estadounidense de tecnología y consultoría, IBM, el fraude le cuesta a la economía mundial alrededor de 600 millones de dólares al año. Es ahí donde esta tecnología viene a romper contra este desequilibrio, lo combate y nos sirve para alcanzar la transparencia que urge en todos los campos que guardan un compromiso con la veracidad.

En nuestro caso particular, Perú tiene el gran reto de liderar el desarrollo de Blockchain en el mundo, pero necesita generar un ecosistema entre la empresas privada, academia (universidades, institutos y colegios) y gobierno (en todas sus instancias). De esta manera, se alcanzarán soluciones efectivas para los distintos puntos de dolor que nos afectan siempre, llámese transacciones monetarias, gestión de propiedades, historia clínica, workflow y trazabilidad de productos, sistemas de fidelización, contratos inteligentes, servicios de compensación automática, adjudicación de licitaciones, evaluación por competencias y rúbricas, subastas, elecciones, identidad, entre otras soluciones ya desarrolladas y probadas en diferentes países.

No podemos ser ajenos a nuestra realidad. Por ejemplo, los últimos casos de corrupción han debilitado la confianza de todos a nivel de sociedad, sobre todo. La buena voluntad existe y clave exponer ideas, metodologías y buenos deseos para luchar contra esta gangrena que nos destruye. Necesitamos ser más agresivos y es ahí en donde el Blockchain ofrece un mecanismo real de anticorrupción. El empresario peruano tiene la capacidad de iniciar un nuevo partido aplicando esta tecnología en sus casos diarios. Así generamos una transformación digital sostenible y que es compatible, 100%, con cualquier tipo de negocio de largo aliento.

Por Jaylli Arteaga
CTO y Cofundador de Bit Perfect Solutions