Belmond Las Casitas: Un tesoro escondido en el Valle del Colca

Considerado uno de los hoteles más exclusivos de la región, Belmond Las Casitas es el mejor refugio para vacacionar entre los más extraordinarios paisajes arequipeños.

ssss

Por:

Espacio Belmond

Elegida hace poco por la revista Forbes como una de las ciudades más ‘cool’ del mundo para visitar este 2018, Arequipa está en los ojos del mundo y cuenta —además de itinerarios hechos para los románticos o aventureros— con opciones de lujo, como la del Belmond Las CasitasUn hotel que encaja a la perfección con su entorno y que satisface a los viajeros más exigentes. 

Con una propuesta culinaria totalmente sensorial, cálidas casitas que invitan al descanso pleno, duchas de techo de cristal para observar el cielo estrellado de Arequipa mientras se toma un baño; y espectaculares panorámicas de terrazas preincas que se tejen entre la salvaje vegetación del Valle del Colca, Belmond Las Casitas tiene más de un motivo para dejarse seducir.

Paraíso sofisticado
Las 20 casitas dispuestas por todo el hotel están decoradas con auténtico estilo peruano, lujosos baños de mármol con duchas interiores y exteriores, terrazas privadas con hermosas vistas y un hot tub. En este oasis de calma  nada será más placentero que disfrutar el encanto del valle desde la piscina al aire libre.


Programas para todos

Enmarcado por la belleza natural del Valle del Colca,
Belmond Las Casitas ofrece una serie de actividades para descubrir y disfrutar toda la magia del destino. Uno puede anotarse a las clases de equitación o, si se prefiere, hacer un recorrido en bicicleta por la bella campiña alrededor del alojamiento.

Para completar la experiencia en este paraíso de Arequipa, hay que probar el menú del restaurante Curiña de Belmond Las Casitas, el cual presenta auténticos platos regionales con un sello contemporáneo, para lo cual se usan insumos frescos cultivados en los huertos del hotel  o son traídos de los mercados locales.


Para engreírse

 Samay Spa merece una mención especial. Es el rincón para conectarse con la energía espiritual que se respira en el valle, a través de rituales que invitan a la más completa serenidad. Además de la sala de vapor, son los tratamientos en tina de baño y los masajes con aceites andinos, los recomendados de la casa.

Practicar avistamiento de cóndores, llevar clases de cocina tradicional de la zona, participar de la pesca de truchas, alimentar alpacas bebé, pintar al aire libre y hacer senderismo por alguno de los caminos de las 14 hectáreas que conforman el hotel; también son parte de las variadas actividades que tiene este tesoro oculto entre las montañas del Colca para ti.


Conoce más sobre
Belmond Las Casitas y planea tu siguiente viaje a este hermoso destino con una gran promoción ingresando aquí.

Publirreportaje