Reforma judicial: La fórmula del Ejecutivo para reemplazar a la OCMA

La Autoridad Nacional de Integridad y Control en el Poder Judicial contará con un cuerpo de policías adscritos e implementarán canales de denuncias anónimas contra jueces.

En la mira. Jueces y fiscales deberán hacer públicas sus denuncias y procesos administrativos.

Por: Redacción Gestión

“La Oficina del Control de la Magistratura ( OCMA) no ha cumplido el rol que las leyes le han encomendado”, dijo el presidente Martín Vizcarra en su mensaje por 28 de julio y añadió que en su reemplazo se iba a presentar un proyecto de ley para crear la Autoridad Nacional de Integridad en el Poder Judicial .

Según el proyecto de ley del Ejecutivo, la Autoridad Nacional de Integridad y Control será un órgano del Poder Judicial con autonomía administrativa, funcional y económica que tendrá como funciones la prevención, supervisión, investigación, sanción y control de los aspectos disciplinarios y funcionales de jueces , funcionarios, servidores o empleados del Poder Judicial.

La persona que ejerza el cargo de jefe de la autoridad será designada mediante concurso público de méritos por un plazo de siete años. Tendrá las mismas incompatibilidades, privilegios, remuneración y beneficios que los jueces supremos.

Cabe señalar que la OCMA estaba dirigida por un vocal de la Corte Suprema que era nombrado por un plazo improrrogable de tres años.

El Congreso de la República podrá remover al jefe de la autoridad por falta grave debidamente acreditada mediante acuerdo adoptado con el voto conforme de los dos tercios del número legal de miembros.

Por su parte, la Comisión de Selección del jefe de la autoridad estará conformado por el presidente del Poder Judicial , el Fiscal de la Nación, el presidente del Tribunal Constitucional, el Contralor General de la República y el Defensor del Pueblo.

Asimismo, la Comisión de Selección contará con una Secretaría Técnica, que estará a cargo de la Autoridad Nacional del Servicio Civil ( Servir). Entre los requisitos que deberá cumplir el jefe de la autoridad figuran:

1. Ser peruano de nacimiento. No ser menor de 45 años.
2. Trayectoria de vida intachable y reconocida solvencia e idoneidad moral.
3. No contra con antecedentes penales ni judiciales. No haber sido destituido de la carrera judicial o fiscal o de la administración pública o de las empresas estatales, por medida disciplinaria, ni de la actividad, por falta grave.
4. No encontrarse suspendido o inhabilitado en el ejercicio de la función pública mediante decisión administrativa firme o sentencia judicial con autoridad de cosa juzgada.
5. Contar al menos con 15 años de experiencia profesional acreditada.
6. Ser especialista en sistemas de integridad, prevención de la corrupción, gestión pública, o funcionamiento del sistema de justicia.
7. No encontrarse inscrito en el Registro de Deudores Judiciales Morosos (REDJUM).
8. No encontrarse inscrito en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos (DAM).
9. Haber superado la evaluación organizada por Servir.

Los jueces que a la fecha de la convocatoria al concurso público cuenten con menos de un año de haber cesado en sus funciones, se encuentran temporalmente impedidos de postular. El impedimento se levanta luego de transcurrido dicho plazo.

Para el cumplimiento de sus funciones, la Autoridad Nacional de Integridad y Control en el Poder Judicial cuenta con un cuerpo de policías adscritos y con reconocida solvencia técnica y probidad en el ejercicio del cargo.

Asimismo se implementarán canales de denuncia con garantía de anonimato, sistemas de premios e incentivos, mecanismos de protección a denunciantes, testigos e informantes, y todas aquellas técnicas que, conforme a ley, le permitan cumplir su función eficazmente.

Según el Poder Ejecutivo, el control interno en el Poder Judicial no puede permanecer con el diseño actual y la jefa de la OCMA había detectado cuatro problemas básicos:

1. Las Oficinas Desconcentradas de Control de la Magistratura (ODECMAS) solo cuentan con un magistrado que labora a exclusividad para ejercer el control disciplinario.

2. El Consejo Ejecutivo del Poder Judicial no ha atendido el pedido para que el Jefe de la ODECMA provenga de otra Corte Superior de Justicia.

3.- En 28 sedes de control en el Poder Judicial se incumple la Ley N° 28149 vigente desde hace 14 años.

4.- No se han atendido los pedidos de capacitación al personal de difusión de actividades y de asignación de fondos para la mejora de los equipos