“Mi estilo no es dar instrucciones, sino propiciar que el equipo aporte”

El embajador de la UE en el Perú revela que pese a la distancia hay elementos familiares. Relata que ya conoce varias ciudades y que Vargas Llosa es un referente.

Foto difusión

Por: Valeria Fuertes Saboya

Dejó sus servicios como representante de la Unión Europea (UE) en el “mundo árabe y musulmano” para emprender un viaje a tierras latinas. Diego Mellado tiene ocho meses como embajador de la UE en el Perú, lapso que le sirvió para comprobar que “el mundo empresarial y económico” del país se asemeja con el de Europa.

¿Cuál es su estilo de liderazgo?
Me encanta trabajar con la gente, hay compañeros a los que les resulta extraño, porque tienen un estilo de dar instrucciones, pero intento que el equipo pueda aportar. Sobre todo en un país que no conozco quiero saber el punto de vista de mis compañeros y que tengamos objetivos claros. Apuesto por el liderazgo de puertas abiertas.

Consideraría que el estilo común de un embajador es más…
Creo que suele ser más distante. En cambio, a mí me gusta que la gente sepa lo que estamos haciendo, porque a veces tenemos esa tendencia a que cada uno hace una actividad diaria, sin tener la visión del conjunto. Es importante que sepan qué es lo que hace la Unión Europea (UE) y que forman también parte de un objetivo. Siempre trato de recordarles para qué estamos acá.

Es la primera vez que está en un país latinoamericano.
Sí, llevo más de 20 años para la UE, sobre todo en servicios exteriores pero mi área de especialización fue en el mundo árabe y musulmano. Estuve en El Cairo (Egipto), Ankara (Turquía) y muchos años en el Mediterráneo.

¿Antes de entrar a la UE a qué se dedicaba?
Soy abogado, así que antes de entrar a la UE estuve ejerciendo la abogacía. Estudié en la facultad de derecho, de la universidad de Granada (España), luego hice la especialización en Bruselas.

¿Y cómo tomó la noticia cuando le dijeron que tenía que trasladarse a otro continente?
Los españoles tenemos la ventaja de que por el idioma da la impresión de que conocemos todo bien desde el principio, y luego la integración cultural.

El tema de la adaptación ha sido difícil, ¿también le sucedió cuando fue a Medio Oriente?
Pues casi, casi. Aquí en Perú es todo más familiar. Aunque la distancia es mucho mayor, estamos más lejos de Europa; estando en Oriente Medio era más fácil viajar. Sin embargo, aquí el mundo empresarial y económico es muy cercano a lo que hay en Europa.

Es decir, pese a la distancia, hay cierta familiaridad.
Exactamente, es muy interesante, se va aprendiendo todos los días.

¿Tiene alguna referencia de algún personaje peruano?
El nobel Mario Vargas Llosa es mi referencia. Debo reconocer que antes de llegar a este país no tenía ninguna referencia. Algunos autores como Bryce Echenique, pero la verdad es que muy poco. También he intentado ver un poco de cine.

Debido a la naturaleza de su cargo, ¿podría decir que consigue desconectarse del trabajo completamente?
Es fácil porque sales de Lima y hay espacios culturales diferentes. Sin embargo, es cierto que no logro desconectarme completamente.