Editorial: Fuera de rumbo

Editorial de Gestión. "Las reuniones que sostuvieron Martín Vizcarra y Keiko Fujimori, a ojos de la ciudadanía, no dejan bien parados a ninguno de los dos”.

Keiko Fujimori y Martín Vizcarra (Foto: USI)

Por: Redacción Gestión

PULSO PERÚ. Las acciones políticas del presidente Martín Vizcarra le han permitido mantener el nivel de popularidad que alcanzó luego del mensaje de Fiestas Patrias, pero en setiembre se detuvo su crecimiento. En tanto que la labor del Gobierno —medida del 0 al 20— sigue con nota desaprobatoria (9.1), según la última encuesta de Pulso Perú, encargada por Gestión. Es más, aun cuando la población está de acuerdo con las reformas planteadas por el mandatario, las opiniones están muy divididas entre quienes creen que lo hizo porque está interesado en la reforma (44%) y quienes piensan que solo busca mejorar su aprobación (45%).

Pero los resultados muestran una percepción preocupante. Para el 79% de encuestados el Gobierno está yendo por un rumbo equivocado, y con las reformas política y judicial planteadas el presidente está dejando de lado los principales problemas que tiene el país. Es decir, aunque nadie le resta importancia a ambas iniciativas, la población siente que hay otros temas que pueden ser más importantes y que no se trabajan con la misma intensidad. Por ejemplo, la reconstrucción del norte no avanza a la velocidad necesaria, no se ven los suficientes esfuerzos para tratar de consolidar el crecimiento, la salud no está en la agenda pública, etcétera.

Sin embargo, el Poder Ejecutivo no es el único desaprobado, el Poder Legislativo sigue la misma suerte (5.7) y la población siente que las relaciones entre el Gobierno y el fujimorismo, que es la primera fuerza política en el Parlamento, empeorarán, sobre todo después de que se dieran a conocer las reuniones que sostuvieron Martín Vizcarra y Keiko Fujimori y que a ojos de la ciudadanía no dejan bien parados a ninguno de los dos.

Así, la mayoría de encuestados no cree que la intención de Keiko Fujimori fuera contribuir y colaborar con el Gobierno sino formar parte en la toma de decisiones. Pero los peruanos también califican de error que Vizcarra haya negado dichas reuniones y que las haya realizado en reserva. Más consideran que el motivo de las reuniones entre dirigentes fujimoristas y el entonces vicepresidente Vizcarra fue para negociar la salida de PPK.

La encuesta deja en claro que cada vez más los peruanos son capaces de ver las intenciones detrás de las acciones. Esta toma de conciencia debería llevar a los políticos a no subestimar a la ciudadanía, y a esta a elegir cada vez mejor.