Editorial: Elegir con cuidado

Editorial de Gestión. "A pesar del abultado número de postulantes, la sensación general es que no hay buenas alternativas para elegir”.

Para conocer el local de votación en los comicios del 7 de octubre, los electores deben ingresar su número de DNI. (Foto: Agencia Andina)

Por: Redacción Gestión

ELECCIONES. Dentro de un mes exactamente los peruanos deberán elegir autoridades regionales y municipales y, según la última encuesta Pulso Perú, un tercio de la población no está interesada en este proceso y la mayoría se considera solo algo interesada. Esta apatía lleva a que casi un 70% no busque información relativa a las propuestas de los candidatos y un 80% no revise la hoja de vida de los postulantes, es decir, realmente no conoce ni quiénes son ni qué proponen aquellos que aspiran a ser alcaldes o gobernadores regionales.

La experiencia vivida con buena parte de las autoridades locales y regionales ha sido nefasta, basta recordar el caso de los burgomaestres o gobernadores regionales que se aprovecharon del cargo para su beneficio económico, algunos incluso inmersos en caso de lavados de activos, como el alcalde de Chilca, o de organización criminal, como el de La Victoria. Por ello, preocupa que la mayoría de electores no haga algún esfuerzo para conocer más de cerca a quienes pretenden ser autoridades. Con información se podrían minimizar los errores del pasado.

Este desinterés tiene algunas explicaciones. En primer lugar, los peruanos sienten que el número de candidatos que están postulando es excesivo. Solo en Lima hay 20 aspirantes para alcalde provincial y 18 para gobernador regional. Si bien no se puede restringir el número de quienes se presentan, lo cierto es que muchos de los que están postulando lo hacen gracias a partidos que sirven de vientre de alquiler o a votaciones amañadas. La reforma electoral, que es una tarea inconclusa en el Parlamento, también debe orientarse a corregir esta realidad.

En segundo lugar, la encuesta evidencia que, a pesar de este abultado número de postulantes, la sensación general es que no hay buenas alternativas para elegir, y al mirar al interior del país esta percepción aumenta, sobre todo en la región sur.

En el caso de Lima, las cosas no son mejores. La mitad de la población declara estar muy segura de su voto, es decir, considera que no lo cambiará, este porcentaje es evidente sobre todo con los tres que lideran las encuestas. Sin embargo, dado el alto número de candidatos ninguno de los que encabezan las preferencias supera el 20% de intención de voto, es más, el tercer lugar no llega al 10%.

En esta última etapa el esfuerzo del Jurado Nacional de Elecciones no debe centrarse solo en lograr que un mayor porcentaje de electores cuente con la información necesaria, sino también en asegurar que la falta de interés en este proceso no se manifieste en la ausencia de los miembros de mesa.