Panameña Copa espera normalizar la próxima semana los vuelos a Venezuela

La desconexión aérea entre Panamá y Venezuela fue una de las principales consecuencias del conflicto bilateral que mantuvieron ambos países durante casi un mes y que fue solucionado el jueves con el anuncio oficial de ambos gobiernos.

Copa Airlines (Foto: Efe)

Por: Agencia EFE

Copa Airlines de Panamá dijo que espera normalizar la próxima semana las operaciones en Venezuela, hacia donde canceló 900 vuelos a raíz de una crisis diplomática bilateral que fue saldada el jueves por los dos Gobiernos.

"Vamos a reprogramar la mayoría" de los vuelos cancelados, dijo hoy el presidente ejecutivo de la aerolínea, Pedro Heilborn, y precisó que la empresa espera "empezar a regularizar los vuelos a Venezuela la próxima semana", ya que hay "que registrar los vuelos en los sistemas, venderlos y reservarlos".

"Esperamos renovar los vuelos lo antes posible a Venezuela, pero eso no se puede hacer de la noche a la mañana porque esos vuelos fueron cancelados y no hay pasajeros, entonces uno no puede volar aviones vacíos", explicó.

La desconexión aérea entre Panamá y Venezuela fue una de las principales consecuencias del conflicto bilateral que mantuvieron ambos países durante casi un mes y que fue solucionado el jueves con el anuncio oficial de ambos gobiernos.

El presidente de Copa reconoció este viernes en declaraciones a los periodistas que la suspensión ordenada por el Gobierno venezolano en principio por un plazo de 90 días, que se hizo efectiva el pasado 6 de abril, obligó a la compañía a "cancelar 900 vuelos" programados para ese período.

El alto ejecutivo no se refirió en cifras al impacto de la crisis, pero explicó que "cancelamos de un día para otro, sin previo aviso, lo cual hizo que esos ingresos se perdieran, pero los costos se mantuvieron porque ahí estaban el avión, los pilotos, la oficina. Todo eso se mantuvo sin estar operando".

La aerolínea panameña, una de las pocas que aún continúa operando en Venezuela, realizaba antes de la crisis 10 vuelos diarios entre la capital panameña y las ciudades venezolanas de Caracas, Valencia y Maracaibo.

Los Gobiernos de ambos países anunciaron el jueves la normalización de las relaciones y el retorno de sus respectivos embajadores "en aras de mantener relaciones bilaterales constructivas y no afectar el bienestar de sus ciudadanos".

También acordaron "mantener el diálogo diplomático abierto a fin de seguir tratando los diversos aspectos de la agenda bilateral".
La suspensión de los vuelos entre Panamá y Venezuela ha afectado a miles de venezolanos que usan el principal aeropuerto panameño como terminal de conexión con el resto del continente.

La crisis comenzó el pasado 28 de marzo cuando Panamá pidió a los bancos del país intensificar la supervisión financiera sobre 55 venezolanos políticamente expuestos, entre ellos el presidente venezolano, Nicolás Maduro, por ser considerados de "alto riesgo" en materia de blanqueo de capitales.

El Gobierno venezolano anunció en respuesta la ruptura de relaciones comerciales por 90 días prorrogables con un centenar de empresas panameñas, entre ellas Copa Airlines, a lo que Panamá respondió con reciprocidad.

Panamá forma parte del denominado Grupo de Lima, integrado por una docena de naciones del continente que desconoce la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela y la convocatoria anticipada de comicios presidenciales.