Ministro británico de Exteriores insiste en que el Reino Unido debe quedar fuera de la unión aduanera

Reino Unido puede alcanzar acuerdos con "países dinámicos" que ha visitado, pero "nuestros socios de América Latina son enfáticos: si esto va a funcionar, tenemos que estar (los británicos) totalmente fuera de la unión aduanera".

FOTO 12 | En Reino Unido cuesta 80 peniques (US$ 1.11), 13% más caro que en Estados Unidos. (Foto: Difusión)

Por: Agencia EFE

El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, ha insistido en que el Reino Unido debe quedar "totalmente fuera" de la unión aduanera tras el "brexit" (2019) si el país quiere alcanzar acuerdos comerciales con terceros países.

En un artículo publicado hoy en "The Daily Telegraph", Johnson -que hizo campaña por la salida británica de la UE en el referéndum del 2016- subraya que en su reciente viaje por América Latina observó que hay países que pueden ser futuros socios comerciales y quieren que el Reino Unido esté fuera de la unión aduanera.

"Ahora es nuestro momento, no de ser menos europeos -podemos hacer un gran acuerdo de libre comercio con la UE que beneficie a las dos partes- sino verdaderamente globales", señala.

Según agrega, el Reino Unido puede alcanzar acuerdos con "países dinámicos" que ha visitado, pero "nuestros socios de América Latina son enfáticos: si esto va a funcionar, tenemos que estar (los británicos) totalmente fuera de la unión aduanera".

El titular de la diplomacia británica visitó la semana pasada Perú, Chile y Argentina.

El Gobierno británico evalúa dos opciones alternativas en materia aduanera, pero aún no ha decidido el modelo que quiere alcanzar con el bloque europeo, asunto que ha causado divisiones en el seno del Partido Conservador de la primera ministra, Theresa May.

Los ministros analizan un sistema de "máxima facilitación" o "max fac", que implicaría establecer controles fronterizos para mercancías en el Reino Unido, si bien se diseñaría un sistema tecnológico para agilizar al máximo los trámites comerciales.

La otra opción es de "asociación aduanera", que permitiría mantener las fronteras sin controles, aprovechando algunas estructuras actuales, y el Reino Unido remitiría a Bruselas parte de los aranceles recaudados.