Gasto de consumo de España se enfría al ritmo de la economía

El crecimiento del gasto de los hogares se enfrió por segundo trimestre en los tres meses que terminaron en diciembre en tanto la confianza se vio afectada.

La crisis en Cataluña fue un gran riesgo para España. (Foto: Reuters)

Por: Agencia Bloomberg

En un trimestre en el que predominó la incertidumbre por Cataluña, los consumidores españoles se ajustaron el cinturón y le quitaron empuje a la economía a fines del 2017.

El crecimiento del gasto de los hogares se enfrió por segundo trimestre en los tres meses que terminaron en diciembre en tanto la confianza se vio afectada. Aun así, ayudó a que la economía creciera 0.7% en ese período, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística de Madrid, confirmando la estimación inicial.

El gasto de consumo subió 0.6% en ese período, el gasto del Estado aumentó 0.4%, sin cambios respecto del trimestre anterior, y el crecimiento de las exportaciones decayó marcadamente, con el desempeño más débil en más de un año.

El trimestre se caracterizó por un fallido intento de secesión de la región de Cataluña que puso en peligro al gobierno del presidente Mariano Rajoy. Sus dificultades se vieron agravadas por el hecho de que encabeza un gobierno de minoría y está tratando de poner fin a una parálisis política y hacer aprobar el demorado presupuesto para el 2018.

Un consumo vigoroso es crucial para la economía española ya que representa más de la mitad de la producción total. Si bien los consumidores han estado a la vanguardia de la recuperación desde 2014 gracias a la mejoría experimentada por el mercado laboral, su apoyo podría ser difícil de mantener sin un repunte significativo de los salarios.

“Los consumidores seguirán siendo los mayores contribuyentes al crecimiento, pero el ritmo se ha desacelerado”, dijo Ángel Talavera, economista de Oxford Economics en Londres. “Si vemos una recuperación de los salarios, eso podría dar algo de margen para el crecimiento”.

El crecimiento económico en los tres meses que terminaron en septiembre se corrigió a la baja de 0.8% a 0.7%. El PBI aumentó 3.1% en 2017, su cuarta expansión consecutiva, y quedó muy por arriba de la tasa promedio de 2.5% de la zona euro de 19 países.

Este año, el ritmo podría desacelerar. Los economistas que participaron en una encuesta de Bloomberg pronosticaron un 2.7%. El Banco de España y el gobierno son levemente más pesimistas y predicen 2.4% y 2.5%.

“Prevemos que el crecimiento se moderará, pero no anticipamos una desaceleración drástica”, dijo Talavera. “Va a ser algo gradual que coincidirá con el final de un ciclo de fuerte expansión”.