Más mujeres triunfan en Wall Street sin trabajar allí

“Al hacer los rankings, se ven muchas empresas con sede fuera del mundo tradicional de Wall Street, donde quizás a las compañías les fue mejor desarrollando a más mujeres gerentes o eso fue una prioridad más grande”, dijo Laura Pavlenko Lutton.

(Foto: Bloomberg).

Por: Agencia Bloomberg

Las empresas estadounidenses con la mayor proporción de mujeres gerentes de cartera quedan a miles de kilómetros de Manhattan, según un nuevo estudio de Morningstar Inc.

Las firmas Dodge & Cox y Charles Schwab Corp. —ambas con sede en San Francisco— encabezan el ranking con 30% y 28% respectivamente, y Franklin Resources Inc., con US$ 724,000 millones en activos al 30 de junio, comparte el tercer puesto y tiene su sede en una ciudad cercana, San Mateo, California.

Académicos, consultores y algunas de las mujeres a las que se encargó invertir los billones de esas empresas dicen que algunos motivos de esto son las viejas redes de amigos hombres, el reclutamiento ineficaz, la falta de tutores y la inexistencia de posibilidades de reincorporarse en plena carrera para las mujeres que dejan el trabajo para cuidar hijos en el corredor nordeste de la industria.

“Al hacer los rankings, se ven muchas empresas con sede fuera del mundo tradicional de Wall Street, donde quizás a las compañías les fue mejor desarrollando a más mujeres gerentes o eso fue una prioridad más grande”, dijo Laura Pavlenko Lutton, directora de prácticas de investigación sobre gerentes de Morningstar para Norteamérica.

El “enfoque abierto” del espíritu emprendedor de la costa oeste de Estados Unidos también puede haber influido, según Alexis Krivkovich, socia de McKinsey & Co. y directora de la oficina de la empresa en Silicon Valley.

Dodge & Cox, con US$ 309,000 millones en activos bajo administración, opera “antes que nada como una meritocracia”, escribió en un comentario enviado por email Dana Emery, máxima ejecutiva, presidenta y directora de renta fija. “Prosperamos con el debate en nuestra cultura colaborativa y basada en equipos”.

Tener mujeres en cargos altos en Schwab “es útil porque somos un modelo a seguir y quizás imponemos una cultura que alienta la diversidad”, dijo Marie Chandoha, máxima responsable y presidenta de la unidad de inversión, que administra cerca de US$ 360,000 millones.

Para armar su ranking, Morningstar combinó la ubicación de la sede central de cada empresa con la proporción de mujeres identificadas como gerentes de fondos comunes de inversión de todas las clases de activos y estilos de inversión (incluyendo el activo y el pasivo).

Se excluyeron los fondos negociados en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) porque en caso contrario los porcentajes podrían ser más altos para líderes en ETF como BlackRock Inc., con sede en Nueva York.

Los gerentes de cartera son un indicador importante de la diversidad porque sus resultados de inversión medibles determinan la reputación de las operadoras de esos fondos.

Pese a su fama de innovación, el área de la Bahía de San Francisco dista de ser un paraíso para las mujeres, dado el predominio de los hombres en la tecnología. Además, a algunas mujeres les parece importante estar en el centro financiero.

Kristi Mitchem, máxima ejecutiva de Wells Fargo Asset Management, con sede en San Francisco, dice que pasó buena parte de su carrera yendo y viniendo de la costa este “para no perder relevancia”.

“No se trata solo de tu vida profesional, sino también de tu vida personal y dónde puede trabajar tu cónyuge”, dijo. “Pero sin duda, no sentí que necesitara salir de Nueva York y Boston”.