La biotecnología atrae capital a ritmo récord a Massachusetts

Las compañías biofarmacéuticas con sede en el estado atrajeron US$ 2,700 millones durante el primer semestre de este año, casi tanto como el récord de US$ 3,100 millones captado durante todo el 2017.

biotecnología

Por: Agencia Bloomberg

El capital de riesgo fluye a las empresas de biociencias de Massachusetts a ritmo récord en tanto la prisa por invertir en las etapas iniciales de los proyectos de biotecnología cobra impulso, según un nuevo informe.

Las compañías biofarmacéuticas con sede en el estado atrajeron US$ 2,700 millones durante el primer semestre de este año, casi tanto como el récord de US$ 3,100 millones captado durante todo el 2017, de acuerdo con un informe del Consejo de Biotecnología de Massachusetts.

El estado fue el destino principal del capital de riesgo biofarmacéutico el año pasado, dijo la agrupación sectorial, y representó alrededor del 40% del monto total captado.

Los avances recientes en las investigaciones, de los tratamientos celulares a las terapias génicas, atrajeron a inversores que buscaban startups que trabajaran en las fronteras de la ciencia. Eso ayudó a las empresas a captar más dinero en las etapas iniciales de las investigaciones que en el pasado.

MassBio dijo que la magnitud promedio de las operaciones durante el primer semestre del año aumentó de US$ 34 millones en el mismo período del 2017 a US$ 51 millones.

El entusiasmo por la biotecnología no se limita a Nueva Inglaterra. La Asociación de Biociencias de California dijo que se prevé que este año el estado atraerá US$ 6,700 millones de capital de riesgo, cifra que sería la más alta del país y representaría un aumento de US$ 2,000 millones desde el 2016. El Índice Nasdaq de Biotecnología se negocia cerca del nivel más alto en tres años.

Algunos de los tratamientos que han llamado la atención de los capitalistas de riesgo y los inversores públicos por igual probablemente aún estén a años de hacerse realidad.

Una pionera de la tecnología de edición de genes, Jennifer Doudna, dijo la semana pasada que este campo probablemente esté a unos cinco o diez años de tener su primer tratamiento aprobado.

Alnylam Pharmaceuticals Inc., con sede en Cambridge, Massachusetts, obtuvo aprobación para su droga de ARN interferente este mes después de más de 20 años de investigaciones.

A fin de julio, las empresas con sede en Massachusetts representaban el 40% del total de ofertas públicas iniciales de biotecnología de los Estados Unidos, concluyó MassBio.

Eso incluía la mayor OPI de biotecnología del 2018, Rubius Therapeutics Inc., que captó más de US$ 200 millones y ahora tiene un valor de mercado de unos US$ 2,000 millones. La compañía, también con sede en Cambridge, investiga cómo modificar los glóbulos rojos para nuevos tratamientos.