China evalúa más recortes en los subsidios a autos eléctricos

El incentivo promedio de compra por vehículo eléctrico podría rebajarse más de un tercio respecto de los niveles de 2018.

(Foto: USI)

Por: Agencia Bloomberg

China evalúa volver a reducir los subsidios a los vehículos eléctricos el año que viene, en tanto el gobierno impulsa a las automotrices a innovar en lugar de depender de la política fiscal para fomentar la demanda de autos de energía alternativa, dijeron personas con conocimiento del plan.

El incentivo promedio de compra por vehículo eléctrico podría rebajarse más de un tercio respecto de los niveles de 2018, señalaron las personas, que pidieron que no se revelara su identidad porque la información no es pública. Podría exigirse que los vehículos recorran 200 kilómetros como mínimo con una sola carga para poder recibir incentivos, superando los 150 kilómetros actuales, dijeron las personas. El plan aún está en discusión y sujeto a cambios, agregaron.

Los subsidios han sido un elemento clave para hacer que los híbridos enchufables y los VE de compañías como BYD Co., respaldada por Warren Buffett, estén más al alcance de los consumidores chinos y para ayudar al país a superar a Estados Unidos como el mayor mercado del mundo en 2015. El gobierno central gastó el año pasado 6,640 millones de yuanes (US$ 1,000 millones) en el financiamiento de las compras de estos autos por parte de los consumidores, según el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información. Además de lo que gasta el gobierno federal, las ciudades y las provincias chinas ofrecen en forma separada incentivos para que los autos eléctricos sean más atractivos para los compradores.

“China se está alejando de los incentivos”, dijo Ali Izadi-Najafabadi, analista de Bloomberg NEF. “El gobierno quiere asegurarse de que las compañías automotrices lancen modelos que resulten atractivos a los consumidores y por eso hace que los subsidios dependan de requisitos de autonomía mínima”.

La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, entidad que fija las políticas de la industria automotriz, no respondió en forma inmediata un fax en el que se solicitaban declaraciones.

Las acciones del fabricante de vehículos eléctricos BYD cayeron 0.6% en las operaciones de Hong Kong después de subir 2,8 por ciento horas antes. Guangzhou Automobile Group Co. experimentó una declinación de 2%.

El gobierno reducirá los subsidios para hacer más hincapié en la necesidad de mejoras tecnológicas que garanticen el éxito de la industria a largo plazo. Como parte de las nuevas normas que entraron en vigor el 12 de febrero, China rebajó los subsidios en diferente medida para los VE con una autonomía de menos de 300 kilómetros. Al mismo tiempo, el incentivo para aquellos con una autonomía de 400 kilómetros y más se aumentó a 50,000 yuanes.

“La política del gobierno tiene un enorme impacto en el sector de los vehículos de nueva energía y todo ajuste que se realice en las políticas en los próximos dos años se traducirá en cambios impresionantes en la industria”, dijo a los periodistas el 5 de julio Li Yixiu, jefe de ventas para Pekín de Electric Vehicle Co., el mayor fabricante chino de autos puramente eléctricos.

“Creemos que las automotrices no tendrán la posibilidad de aumentar los precios para compensar la reducción del financiamiento del gobierno”, señaló Li. “En cambio, tenemos que idear productos y servicios nuevos que sean competitivos”.