Británico más rico tiene millones de razones para irse a Mónaco

La posible mudanza de Ratcliffe y otros ejecutivos de Ineos a Mónaco sería un golpe para la primera ministra Theresa May en momentos en que trata de sostener la confianza de las empresas en el futuro del país tras la salida de la Unión Europea.

Foto 1 | Mónaco ► Más de 25,950 personas están apretujadas por kilómetro cuadrado.

Por: Agencia Bloomberg

La decisión de Mónaco de eliminar los impuestos a las ganancias se remonta a la época de la Guerra Civil estadounidense.

La medida desde entonces ha contribuido a atraer a decenas de individuos ricos a la ciudad-estado de la Riviera francesa, y Mónaco ahora podría estar a punto de recibir a la persona más rica del Reino unido como residente extranjero, según un diario británico.

Por qué Jim Ratcliffe, fundador del fabricante mundial de productos químicos Ineos AG, dejaría Inglaterra para trasladarse a la jurisdicción más densamente poblada del mundo es un misterio por ahora. Pero los impuestos son una razón mucho más probable que los mares azules y las playas privadas de Mónaco.

Mudarse allí “no siempre responde a una cuestión de impuestos pero decididamente eso está en los primeros puestos de la lista de la mayoría de las personas”, dijo Richard Morley, socio de la firma de contabilidad BDO en Londres. “Uno no va allí sólo por sus lindos y verdes espacios abiertos”.

En su sitio web, el gobierno de Mónaco destaca el tratamiento impositivo “favorable” para los individuos como una de las características del estado soberano. A diferencia del Reino Unido u otros países europeos, el principado no cobra impuestos anuales a la propiedad, las ganancias de capital ni municipales.

Un portavoz de Ineos dijo que la firma está “comprometida con su base de negocios de Londres y tiene planes de mantener su sede en el Reino Unido en el futuro previsible”. No accedió a efectuar comentarios sobre un informe publicado esta semana en The Telegraph, donde se decía que Ratcliffe y otros ejecutivos de la compañía evaluaban mudarse.

En Mónaco, que tiene una superficie de menos de 2,5 kilómetros cuadrados (1 milla cuadrada), Ratcliffe se sumaría al piloto de Fórmula Uno Lewis Hamilton y al ciclista Chris Froome entre otros británicos que se han convertido en residentes extranjeros del segundo país más pequeño del mundo.

Philip Green, dueño de la mayor empresa de indumentaria del Reino Unido, está entre los superricos que ya han trasladado allí a los miembros de su familia, mientras que el inversor británico Simon Reuben es residente. Poseen un patrimonio neto combinado de US$8.900 millones, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

Ratcliffe, de 65 años, tiene un patrimonio de US$ 14,600 millones a través de su participación en Ineos, la compañía de capital cerrado con sede en Londres que ayudó a construir desde la década de 1990. Eso es US$ 1,000 millones más que Hugh Grosvenor, el séptimo duque de Westminster, cuya familia desde hace mucho encabeza la lista de los individuos más acaudalados del Reino Unido gracias a las tierras que posee en zonas céntricas de la capital inglesa desde 1677.

La posible mudanza de Ratcliffe y otros ejecutivos de Ineos a Mónaco sería un golpe para la primera ministra Theresa May en momentos en que trata de sostener la confianza de las empresas en el futuro del país tras la salida de la Unión Europea. Un portavoz del gobierno británico no accedió a formular declaraciones.