Los US$ 700 millones que oculta el mercado de materiales de construcción adulterados

Según Capeco, el principal caldo de cultivo para los productos adulterados es la autoconstrucción. Es decir, cuando alguien decide levantar el piso adicional al edificio, el departamento en la azotea o una casa desde cero.

La autoconstrucción es el principal target de los productos falsificados. (Foto: Difusión)

Por: Manuel Patiño

Cables, ladrillos o cemento con el descuento preciso. Puede que suene a la oferta del año, pero el ahorro puede salir bien caro cuando las primeras grietas aparecen en el techo de la casa.

Según la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), el principal caldo de cultivo para los productos adulterados es la autoconstrucción. Es decir, cuando alguien decide levantar el piso adicional al edificio, el departamento en la azotea o una casa desde cero.

El motivo es la desinformación. Fuera del precio, cómo identificar cuando un cable o una tubería es falso si para el ojo común todo es lo mismo.

En realidad existen una serie de pautas. En el caso de los cables deben estar presentes el país de fabricación, la marca, el tipo de conductor, la sección en mm2 o AWG y la tensión en voltios. La guía forma parte de una campaña del Indecopi para prevenir la compra de estos utensiliios.

La amenaza, es una multa de hasta 450 UIT para los fabricantes, que no son pocos. "Se estima que a nivel mercado entran al año US$ 700 millones de productos que están fuera de norma", señaló a Gestión.pe Gerard Fort, presidente de Capeco.

La cifra se vuelve más alarmante cuando consideramos que el mercado total de materiales de construcción asciende a US$ 6,500 millones.

Es decir, poco más del 10% del total del subsector se ha convertido en el tesoro de los piratas. Para Fort, una de las principales fugas se encuentra en las garitas de control.

"Hay mucho acceso a estos productos a través de aduanas. Algunos se producen acá, pero lo que entra de fuera es muchísimo", enunció.

Al final, la principal carta que juegan ambas instituciones para evitar la propagación de estos materiales es la misma seguridad sobre el ahorro.

"El ahorro de un producto falsificado versus uno standard es de 20%, aprox. Puede ser significativo si sumas varias partidas de construcción, pero colocas en riesto tu vida y la de tu familia", concluyó.