¿Por qué el Estado no realizó ninguna evaluación de la condición del serpentín de Pasamayo?

En Europa hay cientos de 'pasamayos' y todos funcionan a la perfección. ¿Por qué cruzar el nuestro significa apostar la vida en la carretera?

El gerente general de Transitemos, Alfonso Flórez, explica los pilares de una óptima seguridad vial.

Por: Manuel Patiño

Apenas se reportó el fatal accidente en el serpentín de Pasamayo, el presidente Kuczynski anunció la clausura de esa vía para buses interprovinciales y la ampliación de la carretera superior a tres carriles. ¿Pero esto realmente está solucionando algo?

"¿Qué hacemos ampliando más carriles si existe la misma problemática? No tiene parámetros de seguridad vial", observó Alfonso Flórez, gerente general de la Fundación Transitemos, a Gestion.pe.

"En Suiza, Italia o Grecia hay cientos de 'Pasamayos', todas las vías son iguales, pero están bien diseñadas. Se controla y fiscaliza", añadió.

"El serpentín podría seguir usándose tranquilamente con la señalización e infraestructura corregidas. Y es más barato que poner tres carriles por arriba", subrayó.

¿Entonces qué sucede aquí? En primer lugar, comentó, las vías no matan gente, sino la imprudencia de los conductores. Pero las carreteras deben estar diseñadas para prever estos desastres y minimizar las consecuencias.

"Si el Pasamayo hubiera tenido los guardavías adecuados, no se hubiera caído el bus", expresó Flórez. Y su opinión fue compartida por Omar Revolledo, secretario técnico del Consejo Nacional de Seguridad Vial (CNSV), del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

"Si es que pudiese ponerse un guardavía en el terreno arenoso que tiene, seguramente se pudo evitar el accidente", reveló a Gestion.pe el funcionario del CNSV.

Quedó claro que una de las razones por las que medio centenar de personas murieron en la autopista se debe a que no estaba adecuadamente protegida. Sin embargo, el CNSV no se dio el trabajo de evaluar el estado del serpentín.

Al estar concesionada, la carretera de Pasamayo se encuentra bajo injerencia del Ositran, señaló Revolledo. Pero también explicó la función del Consejo, que se encarga de inspeccionar y enviar alguna recomendación a la Dirección de concesiones, Provías u Ositran.

El CNSV no ha emitido ninguna recomendación sobre la situación de la vía de Pasamayo.

" No enviamos recomendación de Pasamayo. Priorizamos toda la zona de la Panamericana Sur, en donde ocurren la mitad de los accidentes de tránsito", acotó Revolledo.

Auditoría

El 57% del total de accidentes en carreteras ocurren en la Panamericana Sur y las carreteras de penetración del sur, anotó el gerente de Transitemos.

El CNSV se encarga de inspeccionar y buscar soluciones en esta área. ¿Pero qué sucede con la otra mitad de accidentes? Flórez consideró urgente una auditoría de las vías a nivel nacional. Revolledo señaló que estaría en camino.

Anunció que planean comprar tres camionetas con software para analizar las carreteras mediante cámaras, al estilo de Google Street View. "Está en el plan de la secretaría técnica. Cada vehículo cuesta S/ 500,000".

La gestión la realizan con el MTC, y calculó que para diciembre los autos podrían estar operativos. Los primeros resultados los veríamos en junio de 2019.