Rusia 2018: Cinco opciones legales para que empresas faciliten a sus trabajadores ver encuentros

Brian Avalos, asociado del estudio Payet, destaca que se puede habilitar un espacio para ver los partidos aunque indica que hay otras formas de solucionar el furor mundialista y beneficiar a los colaboradores por la vía legal.

Brian Avalos, asociado del estudio Payet.

Por: Giovani Alarcón

El mundial Rusia 2018 consta de 64 partidos entre el 14 de junio y el 15 de julio. De estos, más de 55 se darán de lunes a sábado y, a su vez, casi 50 serán de lunes a viernes.

Estos partidos se desarrollarán entre las 5 de la mañana y las 2 de la tarde y gran parte se darán entre las 9 de la mañana y 1 de la tarde: esto es, en hora usual de trabajo. Además, los partidos de la selección son el sábado 16, el siguiente jueves y el posterior martes, en ese orden. Y serán a las 11, 10 y 9 de la mañana.

Eso nos lleva a la situación de un probable incremento en el índice de ausentismo laboral . Otro problema podría darse en torno a la concentración de los trabajadores en los días del mundial, por tanto, habría una reducción en la productividad laboral.

Ante eso, ¿Qué se puede hacer? Las entidades empleadoras pueden encontrar en el mundial un problema o una oportunidad. Depende de los jefes de las secciones y los colaboradores.

Si toman el segundo camino, lo que pueden hacer las empresas es apoyar a los trabajadores y contar con una buena gestión. En ese sentido, poner un televisor en un espacio común podría ser un pase gol.

Pero eso es a nivel de gestión de personal.

Por la vía legal, se puede optar por otorgar vacaciones. “Pero ojo con las vacaciones por dos cosas. Primero porque si no gozas de vacaciones al año siguiente de generado el derecho, produces una indemnización vacacional con lo cual el empleador tiene que pagar una contingencia”, señala Brian Avalos, asociado del estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez Abogados.

“Segundo, es que hay que tener en cuenta una alternativa debido a que los períodos vacacionales se ejercen en mínimo 7 días”, anota.

Por tanto es recomendable no dar vacaciones por solo unos días.

Otro tema son las horas extras por pagar a los trabajadores. El mundial podría ser una buena oportunidad para regularizar los acumulados. “En vez de pagar esas horas, porque cuando se paga, se hace con una tasa de más de 25%, es mejor otorgar las horas de descanso”, comenta Avalos.

Así, se tienen dos beneficios: que el trabajador tiene mejor humor para trabajar debido al disfrute de los partidos y, además, se paga menos por esas horas que se deben.

Otro punto va por la vía de licencia con goce de haber. De esta manera, pese a ser medidas discrecionales, el empleador puede otorgar licencia por voluntad propia, por lo que el trabajador no asiste pero percibe el pago por las horas.

Una solución distinta es la de llegar a un acuerdo para reducir jornadas. De esta manera se puede acordar un horario temporal en las fechas del mundial. Asimismo, las horas perdidas se podrían compensar.

Una última vía es la del teletrabajo: previo pacto, trabajar desde el hogar pero estar conectado para cualquier necesidad del empleador. Aunque esto también podría transformarse en una jornada mixta: unas horas en el hogar, otras horas en la oficina. 

Dato
85% de las compañías que operan a nivel local dicen tener previsto brindar alguna facilidad para que sus colaboradores vean los encuentros que disputará la selección, de acuerdo a un sondeo elaborado por PwC.

Según Fernando del Carpio, director operativo de LHH DBM Perú, 94% de empresas facilitará a sus empleados ver encuentros en la oficina.