París y Tel Aviv son campos de batalla de monopatines eléctricos

Bird dijo que por primera vez saldría de los Estados Unidos, lanzando programas piloto en París y Tel Aviv.

(Foto: Bloomberg)

Por: Redacción Gestión

Lime, la startup de alquiler de monopatines eléctricos, ha convencido a los inversores de su visión global y su archirrival Bird Rides Inc. no quiere quedarse atrás. El martes, Bird dijo que por primera vez saldría de los Estados Unidos , lanzando programas piloto en París y Tel Aviv.

Tanto Lime como Bird acumularon fondos de financiación de varios cientos de millones cada una este verano boreal, lo que valúa estas compañías de alquiler de monopatines en US$1.000 millones y US$2.000 millones respectivamente. Este mes, Uber Technologies Inc. anunció una inversión en Lime, que ofrece monopatines en más de 70 ciudades de los EE.UU. y Europa, entre ellas París.

Ambas startups tienen menos de dos años de antigüedad. Bird, cuya sede está en Los Ángeles, se había limitado a ciudades de los EE.UU. desde su fundación en abril de 2017. La compañía anunció el martes a la noche que había contratado a un ejecutivo para que dirigiera las operaciones en Europa, Medio Oriente y África, lo que indica que tiene amplias ambiciones globales. La empresa dijo en un comunicado que los monopatines estarían disponibles en París en forma inmediata y en Tel Aviv “en las próximas semanas” como parte de un programa piloto con la Universidad de Tel Aviv.

“Nos honra poder ofrecer nuestra solución a París, Tel Aviv y, más adelante, a más ciudades, conforme trabajamos en pos del objetivo de sacar autos de la calle y eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero”, dijo el máximo responsable de Bird, Travis VanderZanden, en un comunicado.